Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Comunicado

“Los Grumildos”, performance en la Central de Abasto

Comunicado
 
| 10 de febrero de 2014 | 14:13
 A-
 A+

OAXACA, Oax. 10 de febrero de 2014 (Quadratín).- El Balcón Dispositivo Parasitario en la Central de Abastos de Oaxaca presentará, del 14 al 28 de febrero, “Los Grumildos”, en la Zona Modular Poniente, Modulo “L”, Local 15 y 16, Central de Abastos de Oaxaca (Junto a la Ex-rampa de la basura).

Los Grumildos son una instalación o performance de marionetas mecánicas que abarca todo el espacio del local 16 y 18 del modulo “L”, en la Zona Modular Poniente de la Central de Abastos de Oaxaca como recinto expositivo, el cual se transforma, durante el periodo de muestra, en un submundo llamado cabaret.

La exposición de los Grumildos ha sido enmarcada en diferentes prácticas artísticas: artes visuales, instalación, espectáculo de marionetas y acto mecánico; es un poco de todo, un todo de nada. De igual forma, los personajes rayan en el límite de lo sórdido, ingenuo, grotesco, divertido, perverso, encantador e incluso pornográfico.

Su mundo se revela similar al estado onírico, en donde las palabras no son necesarias, un espacio que se sume en una conciencia dormida, donde los terrores se descargan y el cuerpo se redime de las ataduras terrenales.

Estos seres humanos (si es que se les puede llamar de así a estas abstracciones), han sido separados de la realidad, de la rutina moralmente aceptada para emprender una práctica sobrecargada de acciones que los impulsa a existir, sin detenerse por las limitaciones o las consecuencias.

No son bestias, ni pesadillas grotescas, podría decirse que estas criaturas son producto de una mente inocente que mira al mundo de entre lo más bajo, y desde el cual retrata sus impresiones.

La artista, Ety Fefer, ha creado un espacio para que estos seres marginados, criaturas casi monstruosas, tengan un lugar donde vivir sin ser rechazados o marginados. Este hogar, parte del místico universo que ha creado, ha sido transportado a una sala de exhibición, donde las marionetas demonio se mantienen al margen del espectador encerrados en cajas de cristal.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales