Oaxaca, Oax. 30 de agosto de 2008 (Quadratín).- Dirigentes de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI) se pronunciaron en contra de cualquier hecho que atente contra la libertad de expresión.
En sendas entrevistas consideraron que es lamentable que alguien que también es comunicador, sea quien promueva las restricciones a la libertad de expresión, máxime cuando ha fungido también como parte de una estructura de gobierno.
“Mi más amplio respaldo a María de los Ángeles Nivón, la libertad de expresión no debe ser coartada por ninguna persona, más cuando Carlos Velasco también es comunicador”, mencionó Carreño Gopar, coordinador de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso del Estado.
Consideró que “desgraciadamente, los órganos de control y auditoría en el estado no son los más idóneos para realizar las investigaciones” y por tanto, es difícil ir al fondo en la presunta anomalía de la compra-venta en mención.
Sin embargo, agregó, como servidor público que fue tiene la obligación de sujetar su actuar al escrutinio público y no buscar coartar la libertad de expresión de una comunicadora.
El PAN, a través de Carreño Gopar, ofreció llevar la investigación producto de la denuncia ante la PGR en contra de la periodista, ante la Auditoría Superior de la Federación para que se investigue si hubo irregularidades en la compra-venta
Mientras tanto, el dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), José Luis Montero Garnica, respaldó a la periodista María de los Ángeles Nivón, en el caso de una denuncia que obra en su contra interpuesta por el también comunicador Carlos Velasco Molina y exigió respeto a la libertad de expresión.
En entrevista, el líder partidista consideró que el hecho debe estar probado y sí lo está “es lamentable que se interponga una denuncia cuando esta persona (el demandante) incurrió en un ilícito”, dijo.
Montero Garnica refirió que la periodista cuenta con el respaldo del grupo partidista, pero pidió que las acusaciones o comentarios se realicen con documentos fundados a fin de evitar complicaciones.
“Sí ella dice que este cometió ese ilícito y cuenta con las pruebas no tiene porque existir una denuncia penal, sobre todo porque él (Carlos Velasco) pertenecía al gobierno estatal en ese entonces y lo que hizo es irregular”, abundó.
De acuerdo con el dirigente partidita, sí algún funcionario comete alguna arbitrariedad “que se aguante”, sobre todo porque es persona pública, así como también lo son los representantes de los medios de comunicación.
Para Montero Garnica se debe de garantizar la libertad de expresión en todo momento.
De la misma forma opinó Sofía Castro Ríos, secretaria general del PRI, quien lamentó que la denuncia contra María de los Ángeles Nivón provenga de un compañero de su mismo gremio.
El PRI, comentó, siempre ha promovido el respeto a la expresión de las ideas y por tanto condena todo acto que conlleve como fin la cancelación de este derecho.