El pasado sábado 27 de noviembre, autoridades de Santiago Comaltepec encontraron sobre la carretera que va a Tuxtepec, el cuerpo sin vida de nuestro compañero indígena chinanteco, Leonardo García Cruz, quien habíamos reportado desde el día 25 como desaparecido, a raíz de la represión desatada contra nuestra organización, el pasado 24 de noviembre.
Como lo hemos venido denunciando, el martes 24 de noviembre una treintena de autobuses que se dirigían a la Convención Estatal Democrática Oaxaca Libre, fueron retenidos en las inmediaciones de Ixtlán de Juárez por elementos fuertemente armados de la Policía Estatal con la intención de evitar el paso a nuestros contingentes.
Esta acción represiva ordenada por Ulises Ruiz devino en un sin número de abusos por parte de los policías, como robos de pertenencias y dinero, insultos, amenazas e intimidaciones, en un plan totalmente orquestado contra los trabajos de nuestra convención.
Dentro de esos mismos hechos se enmarca la desaparición forzada, secuestro y asesinato artero de nuestro compañero Leonardo García, quien no llegó a la ciudad de Oaxaca, debido a la retención de los policías que aprovecharon todo el descontrol provocado por la represión para llevárselo y desaparecerlo durante tres días.
No tenemos ninguna duda de que el asesinato fue ordenado por quienes iban al frente de ese operativo por lo que responsabilizamos directamente al gobierno del estado y al PRI como los responsables de este homicidio que responde a motivos políticos, con lo que intentan intimidarnos y detener nuestro movimiento impulsado desde todas las regiones del Estado con miras al proceso electoral de 2010.
Nuestra denuncia responde a que compañeros y familiares reconocimos el día de ayer 30 de noviembre el cadáver, después de que las autoridades municipales de Ixtlán de Juárez nos solicitaron lo correspondiente al ser trasladado el cadáver hacia esa comunidad.
El occiso fue localizado sin algunas de sus prendas de vestir, sin un zapato y con contusiones pronunciadas tanto en la cara como en diferentes partes del cuerpo.
Nuestro compañero era un indígena chinanteco de 64 años de edad que hablaba y entendía bien el castellano, razón por la que en caso de un extravío, razonablemente podía acceder a cualquier tipo de ayuda o sobrevivencia, dándose que el extravío habría sido en un lugar donde hay una población considerable y dándose también que desde el día de la represión y de su desaparición estuvimos contando con el apoyo de autoridades municipales tanto de Ixtlán como de Guelatao y aún así nunca pudimos localizarlo, cuestión que nos extrañó demasiado e hizo que pensando en su retención el día sábado 17 hiciéramos pública nuestra denuncia por desaparición forzada.
Es por eso que hoy estamos denunciando el esclarecimiento total de estos hechos y la justicia inmediata para Leonardo García Cruz y alertamos sobre las posibles agresiones y actos represivos de los que podemos ser objetos por este desgobierno criminal al que le adjudicamos otra ejecución política más.
EXIGIMOS JUSTICIA INMEDIATA PARA NUESTRO COMPAÑERO LEONARDO GARCIA CRUZ
CASTIGO A LOS REPRESORES DEL PUEBLO OAXAQUEÑO
Oaxaca, Oax. 1 de diciembre de 2009
Comité de Defensa Ciudadana (CODECI)