TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., a 19 de octubre de 2014.-La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Delegación Estatal en Chiapas, en coordinación con la Alianza Contra Productos Ilegales, destruyó 13 millones de cigarros apócrifos, que se encontraban en la caja de un tráiler, con la matrícula 638ODH de Oklahoma, Estados Unidos.

Durante tres días consecutivos, la PGR y la Alianza Contra Productos Ilegales destruyeron paquetes de diversas marcas como Mariborn, DY, Gems y Royal, procedentes de países como Vietnam, India, China, Canadá y Paraguay, decomisados por fuerzas federales  ya que estaban destinados a la comercialización ilegal en territorio nacional, lo cual redundaría a daños contra la salud.

Además la mercancía no cumple con lo establecido por la Ley General para el Control de Tabaco y su Reglamento, como son: Leyendas, pictogramas, imágenes, mensajes sanitarios, etiquetado, leyenda de advertencia, entre otros. La Alianza Contra Productos Ilegales destacó que el delito de contrabando de cigarros apócrifos, representa un alto riesgo para los jóvenes, ya que su precio “atractivo”, que puede ser de hasta cinco pesos ($ 5.00 pesos) por cajetilla, lo hace más accesible a niños y adolescentes, generando un alto riesgo en la salud de este sector vulnerable.

Médicos especialistas aseguran que al tratar de igualar el sabor y olor del tabaco industrializado, se agregan algunos químicos que potencian la toxicidad, por ejemplo; metanol, que sirve para la producción de cohetes, cadmio, para la fabricación de pilas, arsénico, amoniaco, entre otros.

Está comprobado científicamente que un cigarro comercial contiene más de cinco mil sustancias tóxicas y los ilegales son tres veces más dañinos.