Oaxaca, Oax., 20 de octubre de 2011 (Quadratín).- Por el daño que causa a la imagen de una ciudad que es Patrimonio Cultural de la Humanidad, la Secretaría General de Gobierno reiteró su invitación a Ernestina Jiménez para que deponga la protesta que mantiene desde hace algunos días frente al Palacio de Gobierno, debido a que el funcionario acusado de presunto acoso sexual ya renunció al cargo para responder a las acusaciones y darle el seguimiento jurídico.
La dependencia considera que la permanencia de la protesta resulta innecesaria, debido a los reclamos de la ciudadanía y de los empresarios cuyos comercios se ubican en el primer cuadro de la ciudad, por el mal aspecto que ofrece a los habitantes de la capital del estado y a los turistas nacionales y extranjeros, así como el deterioro que provoca a los artesanos y a los trabajadores de la industria turística, actividad que genera ingresos, empleos y bienestar para numerosas familias oaxaqueñas y que se ve afectada por la exhibición de prendas intimas femeninas.
Debido a ello, la Secretaría General de Gobierno, respetuosa del derecho a la libre manifestación, ha invitado en diversas ocasiones a la manifestante para que traslade su protesta a otra área de la capital con el propósito de no continuar afectando la actividad comercial y turística de la ciudad de Oaxaca de Juárez.
La Segego lamenta la negativa actitud mostrada hasta ahora por la ciudadana quien se niega a retornar a su centro de trabajo y persistir con su protesta, siendo que la demanda de la trabajadora del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, ha sido atendida en gran medida por las autoridades competentes, incluyéndose su reinstalación en su centro de trabajo.