OAXACA, Oax. 12 de marzo de 2015.-El glaucoma es la segunda causa de ceguera en adultos mayores de 60 años, mientras que la catarata u opacidad del cristalino la primera.

En un comunicado de prensa, la coordinadora Estatal de Redes de Servicios Salud Materna y Cirugía Extramuros, Liliam Irasema García Pérez, informó que el glaucoma es el resultado de la falta de drenaje en los fluidos del mismo ojo, propiciando así una elevación de la presión intraocular llegando a ser patológico.

En el marco del Día Mundial del Glaucoma que se conmemora cada 12 de marzo, García Pérez detalló que la mayoría de los pacientes, en su inicio, no tienen síntomas, más adelante según se desarrolle la afección, presentan afecciones en su campo visual y pérdida progresiva de la visión, la enfermedad daña el nervio óptico y por ello va disminuyendo la visibilidad.

Existen dos clasificaciones del padecimiento de acuerdo con la amplitud del ángulo iridocorneal, ya sea abierto o cerrado, y por su origen se clasifican en primario -si no existe otra enfermedad que lo cause como el “glaucoma crónico simple”-, y el secundario, cuando se deriva de otro padecimiento.

Además, existe un tipo de glaucoma congénito, el cual se manifiesta dentro de los primeros tres años de vida y otro glaucoma traumático cuando existe de por medio un agente externo que lesiona la forma del globo ocular, ya sea por golpes o por accidentes directos.

Según datos epidemiológicos, el glaucoma se presenta en el 1.5 al 2 por ciento de los adultos mayores de 40 años, por lo que recomendó realizar revisiones periódicas a los grupos de mayor riesgo, como es el caso de las personas con mayores de 45 años.

Algunos factores de riesgo son el genético, es decir, contar con familiares con el padecimiento, o ser de raza latina y afroamericana, ya que tienen mayor tendencia; también presentar diabetes mellitus y el uso de esteroides de manera prolongada, entre otros.

García Pérez invitó a la población a que se realice su examen por lo menos cada año, ya que el glaucoma es asintomático y por tanto, para prevenir su desarrollo es necesario detectarlo a tiempo.

Para ello, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) realizan acciones en el Hospital Aurelio Valdivieso, Juchitán, Tuxtepec, Pochutla y Salina Cruz, donde brindan atención oftalmológica para detectar el padecimiento, y en caso necesario se refiere a un tercer nivel donde se realizan los estudios especializados como la angiografía, mapeo, campimetría, lfluorangiografía y tomografías en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca.