Lic. Ulises Ruiz Ortiz, Gobernador Constitucional del Estado de Oaxaca
Diputado Herminio Cuevas Chávez, Presidente de la Gran Comisión de la Honorable Legislatura del Congreso del Estado
Magistrado Héctor Anuar Mafud Mafud, Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado
Distinguidas y distinguidos Concejales integrantes del Honorable Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez
Ing. Adolfo Toledo Infanzón, Senador de la República
Señoras diputadas y señores diputados locales y federales
Lic. Jorge Franco Vargas, Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional
Señoras y señores ex Presidentes Municipales de Oaxaca de Juárez
Saludo a mis amigos y amigas Presidentes Municipales que asisten de diversas regiones del estado
Representantes de los medios de comunicación
Señoras y señores:
Hoy por la mañana he cumplido con mi obligación legal y reglamentaria de informar con detalle, cifras y datos puntuales respecto de los logros del gobierno municipal al Honorable Cabildo de Oaxaca de Juárez.
Sin embargo, he considerado, al igual que el año pasado, que es necesario realizar un ejercicio de rendición de cuentas más amplio, abierto y plural, porque ello sirve y favorece nuestra convivencia.
Porque la presencia de todas y todos ustedes aquí, hace más significativos los logros alcanzados en este año, que son, al mismo tiempo, un logro de toda la gente de nuestro municipio.
Su asistencia nos motiva para fijarnos los objetivos del 2010, pensando en ensanchar nuestras miras, en seguir convenciendo a las distintas voluntades en torno al valor del consenso, de la participación ciudadana, con la seguridad de que es posible mejorar cada día el bienestar colectivo si todos somos parte, y contribuimos en la solución de los problemas que nos atañen.
Creo en la fuerza del diálogo, en el intercambio de ideas para encontrar soluciones.
Creo en el poder del respeto, de la cortesía, de la honestidad, como formas para tratar los asuntos públicos y obtener los mejores resultados para todos.
Creo en los fines valiosos de la política, pero también en que los medios que se utilicen para conseguirlos deben ser los correctos.
Conozco la profunda inteligencia del oaxaqueño, su enorme capacidad para contrastar ideas, su percepción de la vida como una permanente lucha, y el respeto que da y exige a la dignidad de la persona humana. Donde algunos ven intransigencia o necedad, yo veo una firme determinación, pero también la posibilidad de encontrar soluciones compartidas.
Creo en la fuerza del convencimiento, en la posibilidad del acuerdo y en la construcción de objetivos individuales y colectivos.
Por eso el gobierno municipal que me honro en presidir ha buscado insistentemente, en todas sus actividades, la posibilidad de escuchar las distintas opiniones, y luego, con firmeza, ha tomado las decisiones que de acuerdo con la ley, le corresponden.
De esa manera, por unanimidad aprobamos la iniciativa de Ley de Ingresos para el municipio de Oaxaca de Juárez para el presente ejercicio.
Aprobada posteriormente por el Congreso del Estado, nuestra Ley nos permitió, junto a un adecuado manejo de nuestras finanzas, a la ampliación de la base de contribuyentes, y a los estímulos fiscales que se implementaron, llegar a ejercer un presupuesto de 748 millones de pesos. Cifra sin precedente para nuestro municipio, que nos permitió cumplir adecuadamente con las metas que nos propusimos a inicio del año, pese a las dificultades que se tuvieron por la crisis económica que afectó a todo el país, y con ella a los distintos órdenes de gobierno.
Tratando de entender esta situación de emergencia económica, para este año el Gobierno Municipal llevó a cabo una política para favorecer a la población más pobre de nuestra ciudad y de las Agencias.
Cancelamos multas y recargos en un cien por ciento para incentivar el pago de suertes principales de todos los impuestos municipales, beneficiando a miles de familias oaxaqueñas.
Otorgamos descuentos del 50 por ciento en todos los pagos a los grupos vulnerables, personas de la tercera edad, personas con discapacidad, madres solteras en situación de pobreza, entre otros, y nuestra apuesta por estos sectores de escasos recursos, resultó un éxito de recaudación.
Logramos también resultados significativos en la gestión de recursos ante las diferentes ventanillas de los programas federales, como ejemplo menciono lo conseguido del SUBSEMUN, que es el subsidio en materia de seguridad pública; del Programa Hábitat en sus vertientes general y Centro Histórico; del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes; y del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, con un monto superior a los 55 millones de pesos.
Pero no sólo eso, también logramos un importante avance en la modificación del gasto público, destinando cada vez más recursos a favor de las inversiones en obras y servicios y cada vez menos al gasto corriente, lo que permite extender mayores beneficios a la población y obtener mejores indicadores financieros, poniéndonos en condiciones más favorables para la atracción de inversión pública y privada.
Del inicio de nuestra gestión al día de hoy, aumentamos la inversión en obras y servicios en casi 14 puntos porcentuales del presupuesto, es decir, iniciamos con un gasto corriente del 85 por ciento y hoy se ha reducido al 71.75 por ciento, con lo que podemos dar más respuesta a la demanda ciudadana.
Estamos utilizando el dinero de los contribuyentes, el dinero de todos ustedes, para iluminar mejor las calles, hacer más obras en las colonias, componer los mercados públicos, comprar más patrullas para la policía y estamos gastando menos en sueldos y salarios, papelería, teléfono para las oficinas públicas, arrendamientos y gasolina.
Por otro lado, en dos años logramos subir nuestra aportación de ingresos propios al presupuesto total en un 10 por ciento, lo cual nunca había ocurrido en el pasado documentado de nuestro municipio.
Ahora, la proporción es 30 por ciento ingresos propios, 70 por ciento participaciones, lo que nos coloca como un municipio solvente y eficiente desde el punto de vista financiero y calificado arriba de la media nacional.
Es decir, los ciudadanos de este municipio están cumpliendo al pagar cada día más sus impuestos, sobre todo el predial, lo que significa que tienen confianza en su gobierno.
Quiero decirles que sabemos valorar esta confianza y por eso estamos haciendo todo lo posible por no desperdiciar un solo centavo en cosas innecesarias.
Estamos administrando de la manera más transparente y honesta el dinero de los contribuyentes.
Estamos cuidando que nadie le meta mano a los recursos públicos, y la Contraloría Municipal tiene instrucciones de proceder en contra de quien sea sorprendido en actos de corrupción.
Tener logros de este tipo como el de aumentar la recaudación sin subir impuestos, invertir más y gastar menos, y tener mecanismos de control y vigilancia, lo han conseguido otros municipios del país, en periodos de entre quince y veinte años de esfuerzos continuados de adecuación administrativa. Hacerlo en menos de 24 meses es para el municipio de Oaxaca de Juárez una evidencia clara de que aún, en condiciones difíciles, es posible conseguir logros que reditúen directamente en el beneficio de todos, pues a mayores recursos destinados a obras y servicios con orientación social, es posible generar mayor bienestar y mejorar nuestros estándares de desarrollo.
De la misma manera, con un amplio consenso social y por unanimidad, aprobamos la Ley de Ingresos para el próximo año 2010. Este instrumento contempla tener ingresos por 854 millones de pesos, lo que significa que en sólo 2 años hemos incrementado nuestro presupuesto en 314 millones de pesos, cifra histórica en nuestro municipio.
Este proyecto de Ley, que ha sido enviado a consideración del Congreso del Estado, por primera vez fue consultado con los distintos sectores de la población para incorporar sus propuestas y contiene la visión de las diferentes fuerzas políticas representadas en el Cabildo Municipal. No se contemplan incrementos en los impuestos municipales para el próximo año y se continuará con los programas de estímulos fiscales para los sectores más desprotegidos de la población.
Por unanimidad, en el Consejo de Desarrollo Social Municipal, y luego en el Honorable Cabildo, aprobamos para este año la priorización de 298 obras, que sumadas a las 310 del año pasado, significa que en tan sólo 2 años hemos realizado más de 600 obras, con una inversión federal, estatal y de recursos propios, sin precedente en la historia de Oaxaca. Y vamos por más.
En este año, destinamos más de 255 millones de pesos para pavimentar nuevas calles, para construir aulas, cordones cuneta, muros de contención, introducción de drenaje y otras obras en distintas colonias de nuestras 13 agencias y la cabecera municipal.
Esta administración cumplirá su ofrecimiento de construir, al menos una obra significativa, en cada una de las colonias de nuestra ciudad.
Vamos en tiempo, pues con lo que hemos hecho en dos años, ya superamos el número de acciones que cualquier otra administración haya hecho en el pasado en su respectivo periodo.
Entre las obras más significativas destaco las siguientes:
Abrimos un cuarto carril en el acceso poniente de la ciudad, con toda su obra complementaria de drenaje pluvial y señalización.
Atendimos con esta obra la demanda ciudadana de construcción de dos puentes peatonales, y la empresa Aurrerá construyó uno más. Antes de que termine este diciembre terminaremos uno adicional a la altura del Monumento a la Madre.
Esta obra de ingeniería vial requirió no sólo de los recursos financieros, sino también de un arduo proceso de convencimiento con los vecinos de las colonias colindantes, que permite darle un uso más eficiente a la obra de cuatro carriles del Cerro del Fortín construida por el Gobierno del Estado, mejorando sustancialmente el tránsito vehicular en el principal acceso a la ciudad.
Ahora por ella circulan más de cien mil vehículos diariamente, de una manera más segura y ordenada, y han disminuido en más de un cincuenta por ciento los accidentes que antes de su construcción ocurrían en dicha vialidad.
Construir esta obra tiene varios sentidos. En primer lugar combate directamente la contaminación ambiental por emisión de gases de los vehículos que por ahí transitan diariamente; por otra parte, se ha resuelto el problema de las recurrentes inundaciones que sufría esta zona de la ciudad en la temporada de lluvias; pero también creímos que era necesario darle un mejor aspecto a nuestra puerta de entrada a la ciudad que es la primera impresión para nuestros visitantes.
Por todo ello, esta obra tiene para la ciudad un valor simbólico, vale más de lo que costó, nos demuestra de manera palpable que es posible la transformación de una manera ordenada y concertada, y que es posible dar cauce a nuestros principales requerimientos con imaginación y voluntad.
Con recursos del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, estamos realizando obras de mejoramiento de la imagen visual de la Cruz de Piedra, la restauración del viejo acueducto y la calle de López Alavés en el Barrio de Xochimilco. Asimismo, se intervinieron las plazuelas, se realizaron instalaciones de agua potable y drenaje y se están reponiendo todas las banquetas de la Calzada de la República, en ambas obras estamos ejerciendo casi 17 millones pesos.
Especialmente estas dos obras que he mencionado tienen el propósito de darle un nuevo impulso a la vocación turística de los barrios de la ciudad.
Necesitamos crear más atractivos para nuestros visitantes, al mismo tiempo que mejoramos el entorno donde vive un gran número de familias de nuestra ciudad capital.
Consideramos que rescatar los barrios tradicionales logra un efecto positivo en el ánimo de la gente, la motiva y fortalece, la hace sentirse más orgullosa de su patrimonio cultural e histórico, y es una de las formas para recuperar la normalidad en nuestra convivencia cotidiana.
Pero además puede crear un mejor escenario para los que deseen abrir nuevos negocios para atender al turismo fuera del centro de la ciudad. Cafeterías, pequeños hostales, tiendas de artesanías. A los nuevos emprendedores les estamos ya dando todas las facilidades administrativas para que puedan abrir sus establecimientos y se puedan generar nuevas fuentes de empleo.
Otras obras que nos parecen de la mayor importancia son las consistentes en el rescate de los parques públicos. Este año invertimos más de 10 millones pesos en la rehabilitación de los parques Manuel Ávila Camacho en la Agencia de Donají; el parque Central de la Agencia de Dolores; el parque Centenario en la Agencia de Montoya; y el parque lineal Ricardo Flores Magón en el Infonavit, resaltando que en esta unidad habitacional no se había realizado ninguna obra por anteriores administraciones.
Rescatar estos espacios públicos tiene importantes efectos para nuestra comunidad, no sólo en el aspecto del mejoramiento ambiental, sino también porque favorecen la integración familiar, la disuasión a conductas delictivas recuperando áreas abiertas a favor de todos los ciudadanos, y algo que es muy importante, enriquece nuestra experiencia del disfrute de algo que nos pertenece a todos, y nos compromete de la misma forma a su cuidado y mejoramiento.
Si sumamos lo realizado el año pasado con las obras de la Quinta las Águilas, el centro recreativo Esteban Baca Calderón, unidades deportivas en colonias populares, estamos rescatando más espacios públicos en beneficio de la ciudadanía que en todas las administraciones anteriores, otra vez, una cifra sin precedentes en nuestro Municipio de Oaxaca de Juárez.
Este año continuamos apoyando a la educación con acciones de impermeabilización de techos, rehabilitación de instalaciones eléctricas, construcción de bardas, equipamiento con mobiliario y equipos de cómputo a las escuelas del municipio.
Seguimos bacheando y repavimentando la ciudad como no se hacía desde hace más de veinte años.
Gran parte del pavimento de la ciudad es muy viejo. Es necesario cambiarlo totalmente y no sólo cubrir los baches. Hacer esta tarea es urgente, pero resulta de un alto costo financiero. Este año invertimos 20 millones de pesos para repavimentar parte de la colonia Reforma, la colonia Olímpica, distintas calles de la Agencia de 5 Señores, la Panorámica del Fortín y otras zonas de alta vialidad, con un crédito que nos otorgó Banobras, pero sin duda es un problema que debemos seguir atendiendo de manera prioritaria.
Otro de los retos que nos hemos fijado en esta administración municipal, es hacer de Oaxaca de Juárez una de las ciudades con mejor imagen urbana y más limpias del país.
Por ello instalamos un total de 21 mil 632 luminarias en las agencias y colonias del municipio, lo que equivale aproximadamente a 1 mil kilómetros lineales, con las que podríamos iluminar la carretera que va de Oaxaca a Guadalajara, de igual manera reparamos casi 2 mil 500 lámparas y sustituimos 12 kilómetros y medio de cable en mal estado o robado en diferentes partes de la ciudad, principalmente en las riveras del Río Atoyac y el columpio de Ixcotel.
Durante el presente ejercicio realizamos diferentes acciones que nos permitieron manejar adecuadamente 219 mil toneladas de residuos sólidos al año, lo que equivaldría a llenar las cajas de casi 9 mil trailers de basura compactada, implementando para ello cuadrillas especiales de limpieza y recolección de basura, manteniendo las 199 rutas que dan servicio a 270 colonias.
Como gobierno municipal estamos tomando medidas, sin embargo, es importante que se sumen esfuerzos de corresponsabilidad con la ciudadanía, para cambiar los hábitos y costumbres que generan esta problemática.
Otro tema que nos preocupa mucho es la contaminación ambiental, principalmente la del aire y la del agua.
Nuestra ciudad, pierde aceleradamente su superficie libre de pavimento y asfalto. Sus ríos y afluentes están gravemente contaminados.
Todos sentimos ya el cambio climático y sus efectos.
Por ello convoqué, principalmente a los jóvenes universitarios, a un foro de análisis de la situación ambiental en nuestro municipio. Durante su desarrollo, expertos de todas nuestras instituciones de educación superior y más de 4 mil estudiantes, reflexionaron y, lo que es más importante, establecieron un plan de acción.
En primer lugar, conformaron un Consejo Juvenil de Participación Municipal, posteriormente con nuestro apoyo limpiaron de basura, diversas zonas de la ciudad como el Río Tecolote, el Río Salado y las riberas del Río Atoyac.
En estos tequios participaron más de diez mil jóvenes universitarios, seguramente la mayor concentración de este tipo y con estos fines que se haya dado no solo en nuestro municipio, sino en muchas partes del país. El grupo Café Tacuba ofreció un concierto para todos los participantes y se comprometió a seguir apoyándolos en futuras tareas.
Hago un reconocimiento especial a estos jóvenes universitarios, porque es necesario estimular su entusiasmo y su iniciativa, ellos alimentan nuestra esperanza de un mejor futuro, y debemos mantener este entendimiento generacional con ellos.
También deseo informarles que con el mismo propósito ecológico, el Ayuntamiento, por unanimidad de votos, ha concesionado el aprovechamiento del biogás que produce la basura del municipio que se deposita en el tiradero ubicado en Zaachila.
Lo anterior evitará que las emisiones contaminantes que genera nuestra basura sigan enviándose al medio ambiente, y además generará energía eléctrica que en unos pocos meses podrá ser utilizada en beneficio de la ciudad, o bien podrá ser comercializada con el consiguiente beneficio económico para el municipio.
Este proyecto que ya está prácticamente en marcha, es parte de la solución al problema de la disposición final de nuestra basura, disminuyendo nuestros gastos actuales por este concepto, y se inscribe en las reglas aprobadas en el Protocolo de Kyoto subsidiada vía venta de bonos de carbono.
Con esta acción, Oaxaca de Juárez es apenas el tercer municipio en todo el país, en tomar medidas de ésta índole.
Por decisión unánime del Honorable Cabildo Municipal, este año creamos el Centro de Planeación Estratégica del Desarrollo Sustentable del Municipio de Oaxaca de Juárez.
Atendiendo una sentida y reiterada petición del Consejo Honorario de Participación Ciudadana, y con el apoyo de investigadores de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, concluimos el diseño de este Centro dándole la figura de un organismo público descentralizado de carácter municipal, para atender la necesidad imperiosa de la planeación de mediano y largo plazo de nuestro municipio, con carácter de sustentabilidad.
La ciudad de Oaxaca y en general todas las ciudades grandes y medias que fueron fundadas por los españoles antes y durante la Colonia, han sufrido porque su diseño original ha sido desbordado por la explosión demográfica y su exigencia de bienes y servicios, la modernización de los medios de transporte que agobia su circulación y la contaminación del medio ambiente, sin dejar de mencionar el grave problema de su estancamiento en materia de desarrollo económico.
Detrás de esa crisis existe sin duda la falta de previsión de quienes nos antecedieron, deficiencia que seguimos arrastrando actualmente, con el riesgo de comprometer el futuro de las próximas generaciones.
Oaxaca no puede esperar cruzada de brazos que el destino nos alcance, sin haber planeado mejores horizontes. Es una obligación y una responsabilidad que rebasa a la autoridad municipal en turno. Es un reto que nos corresponde a todos.
Por eso nos dimos a la tarea de convocar, afortunadamente con excelentes resultados, a las distintas organizaciones de profesionistas, a las organizaciones empresariales y de servicios, a las fundaciones y a todas las instituciones educativas de enseñanza superior a formar parte de la Junta de Gobierno de este organismo.
Un organismo de carácter honorario que tiene como principales características su permanencia más allá del periodo constitucional de la administración en turno. Que tienen autonomía técnica y de gestión de recursos a través de un patronato. Cuyas decisiones en el uso de sus atribuciones tienen carácter vinculatorio para la administración pública municipal y que es el espacio de discusión y autorización ciudadana de todos los anteproyectos de planes de mediano y largo plazo que deben someterse a consideración del Ayuntamiento para su aprobación definitiva, sin menoscabo de sus atribuciones constitucionales.
Este Centro de Planeación Estratégica es el resultado de muchas reuniones, de muchos intercambios, de muchas aportaciones. Es un producto nuevo que creemos responde al sentir de la sociedad civil de tener mayor participación en la toma de decisiones. Su ingeniería se nutre de un espíritu claramente democrático y plural, de la democracia participativa que hace corresponsables a todos los ciudadanos de los asuntos públicos, y que no deja al libre albedrío de una o de varias personas, o a las ocurrencias o necesidades del momento, algo que es tan importante para todos, como es el diseño de lo que aspiramos para el futuro.
Creo sinceramente que el gobernante debe despojarse de la tentación de creerse infalible. La diversidad, la profundidad, la alta especialización y gravedad de los temas de la actualidad, deben necesariamente consultarse, consensarse, y definirse plural y razonadamente, pues está en juego algo más que los deseos y opiniones personales, está en juego nada menos que el destino de todo un pueblo.
Creo que la responsabilidad más grande que tiene hoy en día quien representa la voluntad popular, es precisamente interpretar qué es lo mejor para las mayorías y también para las minorías, y por ello debe asegurarse que sus decisiones estén despojadas, en lo posible de subjetividades, preferencias o desaveniencias personales, fobias o filias de cualquier índole, en suma debe actuarse para todos y en beneficio de todos.
Nuestra visión de Oaxaca para los próximos años, es la de tener en el futuro próximo un espacio de oportunidades para todos; un lugar limpio y seguro, con un entorno ambiental sano y equilibrado, con suficiente agua y aire puro.
Nuestra visión es también la de un centro de atracción turística con la infraestructura suficiente para recibir hasta tres veces más el número de visitantes que hoy tenemos, con un incremento de cuando menos dos días más en el tiempo de su permanencia.
Visualizamos tener pequeñas, medianas y grandes empresas conectadas entre sí, creando círculos virtuosos de sana interdependencia que les asegure su prosperidad.
Tener vialidades seguras y eficientes.
Suficientes fuentes de empleo que aseguren oportunidades a nuestros hijos y nuestros nietos.
Un entorno seguro que nos permita disfrutar con tranquilidad a nuestras familias, y desarrollar todas nuestras inquietudes y vocaciones.
Vemos un Oaxaca desarrollado en todas sus potencialidades, profundamente vertebrado al desarrollo del país si nos ponemos de acuerdo y jalamos todos con el mismo ímpetu, en la misma dirección y con la misma convicción.
Por ello estamos trabajando en el Plan 20-32, conducidos metodológicamente por el Tecnológico de Monterrey, y donde participan decididamente todas las instituciones de enseñanza superior que tienen incidencia en nuestro municipio.
En la elaboración de dicho Plan, también participan diversos grupos de trabajo como Agenda 21, que tiene sus propuestas ya delineadas en materia de ordenamiento ecológico territorial; el Comité temático del Consejo de Participación Ciudadana que ha revisado y autorizado el nuevo Plan de Desarrollo Urbano para nuestro municipio y que en breve someteremos a la consideración del Cabildo y la Legislatura local para su aprobación definitiva; de igual manera participa desde el inicio de este proyecto la asociación civil Fomento Económico Oaxaca XXI, un grupo muy importante de empresarios oaxaqueños, que ha financiado con sus propios recursos parte del costo de la elaboración del Plan.
De manera paralela, la Fundación Alfredo Harp Helú nos ha notificado que en los próximos días nos hará entrega oficial del Plan Reto de marketing turístico, mismo que fue elaborado por una de las empresas más importantes en el mundo en dicha materia, me refiero a la empresa dirigida por el académico catalán Joseph Chías. Este Plan Reto ha sido ya comentado y explicado en sus detalles, por el propio autor, con los principales empresarios de la rama turística, y en principio cuenta ya con una amplia aceptación. En los próximos días trabajaremos en su implementación, con la seguridad que habrá de darnos resultados en el corto y mediano plazo, en su objetivo de posicionar a Oaxaca como el destino del turismo cultural del mundo.
Estos instrumentos de planeación, así como el Centro de Planeación Estratégica que hemos creado por disposición del Ayuntamiento que me honro en presidir, son una aportación que pretende contribuir de manera sustantiva a sentar las bases del desarrollo para nuestra ciudad en un horizonte de mediano plazo, para cuando la ciudad cumpla sus primeros 500 años.
En materia de seguridad pública no podemos ser autocomplacientes. Entendemos el reclamo y la exigencia ciudadana que ve en riesgo su integridad personal y patrimonial, para que se garantice eficientemente, más allá del discurso, la posibilidad de desarrollar sus actividades cotidianas en un ambiente de seguridad para todos.
Al iniciar este año, Oaxaca de Juárez obtuvo la honrosa distinción de representar a todos los municipios del país presidiendo la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal; desde ese alto cargo, he levantado la voz ante las más altas instancias para que se destinen más recursos y mejores condiciones a los municipios para desarrollar actividades tendientes a la prevención del delito.
Nuestro argumento es sólido y contundente, necesitamos invertir más en espacios públicos para el esparcimiento familiar; más espacios deportivos; más y mejor alumbrado público en calles y avenidas; innovación tecnológica para la vigilancia de la ciudad; educación y capacitación en las escuelas, los talleres, los centros laborales y en el seno mismo de las familias, para que se conozcan las consecuencias de la comisión de delitos y podamos prevenirlos.
Nuestro municipio, es beneficiario del subsidio para la seguridad pública municipal (SUBSEMUN), integrado por aportaciones federales y de recursos propios del erario municipal. Gracias a ello, hemos podido invertir en tan solo 2 años más de 43 millones de pesos para mejorar el equipamiento de nuestra policía municipal.
Este año adquirimos 13 patrullas, 8 cuatrimotos, 8 motocicletas, 4 remolques equipados como módulos itinerantes de seguridad, 8 camionetas, 1 camión Kodiak para transportación más ágil y eficiente de nuestra policía; lo que sumado a la adquisición del año anterior, mejora en un 400 por ciento el equipo que recibimos al inicio de la administración.
Además, se adquirió más armamento, uniformes, equipo blindado de seguridad para la policía, equipo de cómputo y de radio comunicación y se invirtieron importantes recursos en capacitación, adiestramiento y profesionalización. Se instalaron 3 nuevas subestaciones de policía, en la colonia Reforma, en la Agencia de Candiani y en la Central de Abasto, para lo que fue necesaria la contratación de 152 nuevos elementos policíacos.
Y de acuerdo con la estadística que se lleva en la coordinación de Seguridad Pública Municipal, se ha logrado reducir, de manera considerable, el índice delictivo en las zonas más conflictivas. Pero somos los primeros en estar insatisfechos, se necesita más esfuerzo, más coordinación y más eficiencia para atender el justo reclamo de la ciudadanía, y en ese sentido no puede soslayarse la prioridad de las familias oaxaqueñas de vivir en paz y armonía.
Este Gobierno municipal considera que además de las obras públicas, del uso eficiente, honesto y transparente de los recursos; de cuidar y garantizar los servicios públicos; de modernizar y eficientar trámites, procedimientos y atención al usuario; además de elaborar planes y programas; de revisar y auditar permanentemente el comportamiento de los servidores públicos, de abrir la información y garantizar el acceso de la ciudadanía a la misma; todas, tareas ineludibles de una administración moderna y eficaz, es prioritaria la atención directa a las personas, ningún programa, esfuerzo u obra se justifica plenamente si no está destinado a la satisfacción del ciudadano. Por eso, hemos puesto especial énfasis en la atención de las necesidades de los grupos más vulnerables de la sociedad. El DIF Municipal, cada vez más cercano a quien más lo necesita, ha implementado nuevas tareas para apoyar al desarrollo integral de las familias de nuestro municipio.
Seguro de vida y de gastos de accidentes para todas y todos los niños inscritos en los niveles preescolar y primaria en todas las escuelas públicas, sin costo alguno para sus padres; becas de estímulos a la educación para los 1 mil 620 niños más pobres del municipio que consisten en calzado, uniformes, útiles escolares, despensa y recursos en efectivo, además de educación para sus padres.
Servimos 37 mil 672 desayunos escolares en escuelas de 9 agencias municipales, y a 188 familias con niños menores de 5 años, no escolarizados, en riesgo de desnutrición; cocinas comunitarias; cursos permanentes de capacitación para el autoempleo; atención y administración de 2 CENDIS y 2 jardines de niños operados por el DIF municipal; apoyos para madres solteras y mujeres solas, atención médica, odontológica, psicológica, oftalmológica y terapias de rehabilitación gratuitas; campañas para la prevención de la violencia intrafamiliar; despensas mensuales para adultos mayores; atención digna y de calidad a los residentes de la Casa Hogar para ancianos del municipio; la operación de una Casa de Día para la atención de adultos mayores, ejemplo a nivel nacional, entre muchos otros programas; son la respuesta de un gobierno sensible y con rostro humano para mejorar las condiciones de vida de nuestro municipio.
Este esfuerzo diario, motivado sólo por la vocación de servir, es encabezado extraordinariamente por quien me acompaña en todos y cada uno de los pasos que doy, mi esposa Lorena, y es posible gracias a la comprensión de mis hijos Begoña, Ricardo y Lorenita.
Agradezco el apoyo institucional de diversas dependencias del Gobierno del Estado, así como las aportaciones del CRIT, de los hospitales de la Niñez Oaxaqueña, de Especialidades y Civil “Aurelio Valdivieso”; de la Fundación Alfredo Harp Helú, a Don Pepe Gómez; al Club Rotario Guelaguetza; Club Soroptimistas y la Mesa Redonda Panamericana entre otros distinguidos benefactores del DIF Municipal.
Quiero hacer un especial reconocimiento al Sistema DIF Estatal por su apoyo y su colaboración, y particularmente a la Sra. Lourdes Salinas de Ruiz por su ejemplo y dedicación a favor de quienes menos tienen.
Muchas gracias Lourdes.
En materia de salud pública, hemos acercado los servicios básicos a nuestra comunidad, realizando en este periodo 5 mil 208 consultas médicas integrales, atendiendo casos principalmente de diabetes mellitus e hipertensión arterial, además de ofrecer a bajos costos análisis de Papanicolaou, exploraciones y demás atenciones para detectar enfermedades que afectan la salud reproductiva.
En verdad la política social es una de las áreas más sensibles de trabajo desde las instituciones.
Ningún gobierno puede abstenerse de hacer algo cuando existe una realidad que lastima profundamente a la comunidad.
Ningún resultado, por importante que sea, es pleno si detrás o por delante de él no existen acciones encaminadas al desarrollo humano; a brindar solidaridad a quienes no tienen prácticamente nada para subsistir, a dar cobijo a quienes viven literalmente en la orfandad y el olvido; a dar soporte a quienes lo han perdido todo o nunca lo han tenido.
Nuestro municipio es cada vez más grande, grande por la voluntad de su gente y por su fortaleza y unidad que nos ha permitido superar problemas, resolver diferencias y encontrar en la conciliación, la solución a nuestras necesidades más apremiantes. Oaxaca merece que a través del diálogo, de la concertación, de la tolerancia y del entendimiento nos pongamos de acuerdo todos para avanzar en un cauce de progreso y libertad.
Por eso, de manera concertada, se han resuelto situaciones que antes parecían no tener solución. Hoy, gracias a la comprensión y colaboración de los comerciantes tianguistas, podemos disfrutar nuevamente de nuestro Paseo Juárez (El Llano) y, en breve, realizaremos la reubicación de los comerciantes que hoy se encuentran instalados en el Jardín Labastida, para trasladarlos a un espacio que el Gobierno del Estado ha construido especialmente para la promoción de nuestras artesanías; asimismo, los comerciantes que se encuentran en la Plaza Aldama, en lo que fue la Alhóndiga de la Ciudad hace años, serán trasladados a ese mismo lugar, para destinar este histórico inmueble para el Centro Gastronómico de Oaxaca y con ello generar un atractivo más en la ciudad y un apoyo a una de nuestras riquezas más características, la gastronomía oaxaqueña.
El comercio en la vía pública es una tarea urgente de resolver. Por un lado, existe la necesidad de quienes expenden sus productos y se dedican al comercio en nuestras calles como una forma de atender sus necesidades más sentidas, y por otro, el reclamo de la ciudadanía que quiere circular libremente en las banquetas y exige una imagen más limpia de nuestra ciudad, o el comerciante establecido que, con razón, reclama una solución inmediata.
Estamos encontrando una salida a este problema, primero, para poner orden en una actividad que se ha desarrollado por años en nuestra ciudad, regulando el tamaño y la ubicación de los puestos, para luego, buscar los recursos necesarios para la reubicación de ese comercio en espacios dignos que permita a los comerciantes no verse afectados en sus ingresos, pero también que nos permita a todos vivir en una ciudad ordenada. No es fácil ni sencillo, pero con voluntad y comprensión sé que lograremos una solución definitiva en corto plazo.
Reitero ante todos ustedes, la disposición absoluta del gobierno municipal de brindar todas las facilidades y exenciones de pago para los comerciantes que hoy se encuentran en la vía pública y quieran establecerse en un mercado o en un local comercial para regularizar su situación. Esta disposición está plasmada en la Ley de Ingresos para el próximo año.
En el ejercicio de nuestra responsabilidad hemos creado las condiciones para ofertar a nuestro municipio como un lugar seguro para la inversión y la generación de empleos. Durante este año, mantuvimos un acercamiento con empresarios de Nuevo León, de Jalisco, del estado de México, así con los embajadores de España y Francia en nuestro país, para promover la inversión privada en nuestro municipio. Como resultado de ello, se están realizando estudios para instalar en Oaxaca nuevas empresas, como la Plaza Bella en la agencia de Montoya que generará más de 1 mil empleos directos.
También estamos haciendo una amplia promoción de nuestros mercados públicos, para que acudamos a ellos a adquirir productos de calidad, a buen precio y con la característica amabilidad de los comerciantes y sus dirigentes.
Señoras y señores:
Desde hace muchos años no se había sentido en la capital del estado, el apoyo, la solidaridad y el compromiso de un Gobernador del Estado, como hoy lo está haciendo Ulises Ruiz. La capital está cambiando su rostro para recibir a nuestros visitantes del interior del estado, de otras entidades del país y de todo el mundo, con una nueva imagen y en un ambiente de trabajo, gracias a la extraordinaria inversión que el Gobierno del Estado ha hecho y sigue haciendo con el rescate de muchas calles de nuestro Centro Histórico, Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La mano amiga del Gobernador ha realizado obras de vital importancia para nuestra ciudad, más y mejores vialidades, reposición del sistema de agua potable, conexión e interconexión de drenaje al sistema de saneamiento de aguas residuales y a la planta de tratamiento; construcción y reconstrucción de jardines públicos; apoyo a las escuelas del municipio, y entrega de material para obras en agencias y colonias, son sólo un ejemplo de cómo Ulises Ruiz ha respondido a las gestiones que el gobierno municipal hace para contar con mejor infraestructura y con más recursos.
Y el año que viene habrá más respuestas. El Gobernador ha anunciado ya, que con el presupuesto del próximo año, podrá realizarse el proyecto tan anhelado para traer agua potable suficiente para la ciudad y municipios conurbados y resolver este problema para los próximos 30 o 40 años, y también la construcción del Centro de Convenciones que dará mayores posibilidades al desarrollo turístico y cultural de la capital, y más calles y vialidades para el Centro Histórico y para todo el municipio.
Muchas gracias señor Gobernador.
Quiero reconocer públicamente el trabajo de los Síndicos, Regidoras y Regidores integrantes del Honorable Ayuntamiento por su compromiso con nuestro municipio; a los trabajadores de base del gobierno municipal y a sus respectivas dirigencias sindicales; a los empleados de confianza y a mis colaboradores por su apoyo y su dedicación; a los 13 Agentes Municipales porque son auténticos transmisores y gestores de las demandas más sentidas de la gente; a los COMVIVES, representantes de todas las colonias de nuestro municipio; a los rectores y directores de las instituciones de educación superior; a los integrantes de las cámaras empresariales; a los colegios y asociaciones de profesionistas; a las organizaciones sociales y civiles; a los creadores y artistas oaxaqueños; a la Fundación Alfredo Harp Helú; a los medios de comunicación y, muy especialmente, a todas y todos los integrantes del Consejo Honorario de Participación Ciudadana y de sus consejos temáticos, por orientarnos en la conducción adecuada de la tarea municipal; y a tantas y tantos ciudadanos que se han sumado a la convocatoria pública, abierta, honesta, incluyente para trabajar juntos por Oaxaca.
Este informe no es para congratularnos, no es para decir que hemos triunfado. Estos son logros que nos dicen que sí es posible, que falta camino por recorrer, son logros que nos obligan a consolidar este equilibrio y a seguir creciendo.
Por todo lo anterior, ser oaxaqueño es un privilegio, y ser Presidente Municipal de su capital lo es aún más, porque representa la oportunidad de contribuir a la transformación de la violencia en paz, el trabajo en bienestar, el talento en oportunidades, la voluntad en acciones.
Como les he informado, tenemos avances en materia administrativa y fiscal; se ha avanzado de manera importante en las materias de transparencia y de rendición de cuentas.
El ejercicio presupuestal del año pasado fue auditado por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado y por la Contraloría del Gobierno del Estado, tanto en los recursos propios como en los provenientes de la Federación.
Tenemos las manos limpias y caminamos con la frente en alto.
La obra pública se está realizando con la participación ciudadana.
Los servicios públicos que nos toca atender no sólo no se han interrumpido, sino que cada día tienen una mayor cobertura.
Hemos logrado que el presupuesto del municipio crezca a un ritmo nunca antes visto y estimamos que para el año próximo siga creciendo en beneficio de todos, especialmente de las agencias y colonias más necesitadas.
Oaxaca de Juárez es la receptora de todas las demandas y necesidades de las regiones del estado, es, naturalmente, la caja de resonancia de lo que sucede en el interior de nuestra entidad, por eso desde aquí se conoce el sentir, el saber y el proceder de los oaxaqueños de todas las regiones. Por eso desde aquí se establece comunicación con todos los rincones del estado, pero también se convierte, nuestra capital, en un espejo que refleja la capacidad de sus habitantes de darse un mejor espacio para vivir. Oaxaca de Juárez refleja a todo el estado y a todo el país, cómo los oaxaqueños somos capaces de construir, a partir de la diversidad, la visión de futuro que engrandece. Desde aquí se da una muestra de trabajo, de reconciliación, de interlocución válida con todos los sectores, de capacidad, de entrega, de compromiso y de voluntad y experiencia para hacer bien las cosas.
Desde aquí conocemos y sentimos de cerca los problemas, las necesidades, y compartimos las aspiraciones de los oaxaqueños de todas las regiones del estado. Oaxaca de Juárez es la capital de todos los oaxaqueños y, estoy seguro, todos nos sentimos orgullosos de ver cómo se levanta, cómo heroicamente, sale a dar la cara frente a las adversidades. Oaxaca está de pie, trabajando en paz y en armonía, firme pero tendiendo la mano amable a todos para que la disfrutemos y la valoremos, la cuidemos y la hagamos cada vez más grande.
Como oaxaqueño estoy muy orgulloso de mi estado. En Oaxaca hemos tomado la decisión de resurgir con la grandeza digna de nuestra historia. Estoy seguro de que una nueva actitud en cada uno de los que amamos esta tierra, la transformará para asombro de las próximas generaciones. Un asombro que no es ajeno para quienes nos visitan y se maravillan con la generosidad de nuestra gente, naturaleza y la autenticidad de nuestra cultura.
Este ha sido un breve resumen de resultados, sin embargo el principal logro está en una parte de todos nosotros que está bajo la piel.
Está en el interior de cada uno de ustedes y de cada uno de los integrantes de su familia, pues es una conquista colectiva.
Ese logro es conseguir que siga viva la esperanza.
Conseguir hacer de nueva cuenta planes para enfrentar el futuro.
Es obtener una respuesta de todos aquellos que emigraron por distintas causas de esta ciudad, y que ya quieren regresar, y ahí están algunos sondeos de opinión que lo demuestran.
Ahí está el resurgimiento de una ciudad en todo su esplendor, pese algunos rezagos, pese a algunas contingencias, pese a algunos reclamos, pero ahora los reclamos son mayoritariamente porque existen muchas, muchísimas obras en nuestro Centro Histórico, en nuestras agencias y colonias, gracias a lo que el Gobierno del Estado y la autoridad municipal están haciendo coordinadamente y con pleno respeto a sus respectivas competencias.
Qué bueno que haya ese tipo de quejas, porque son la prueba de que algo grande y bueno está ocurriendo, como cuando está próximo un alumbramiento.
Mi aspiración es continuar sirviendo, porque vislumbro una nueva oportunidad de unir a todos los oaxaqueños, de elevarnos sobre nuestra historia y vernos como uno solo ante los ojos del mundo. Somos un pueblo diverso, pero en esa diversidad está la argamasa de la unidad.
Percibimos en el contacto diario con la gente, en los mercados públicos, en el Zócalo, en los parajes rurales de nuestro municipio, una plena disposición de rescatar los valores de la convivencia, de volver a la cordialidad y al respeto al derecho de los demás, de volver a ser una sola familia que cuida su casa y su patrimonio. De volver a ser, de seguir siendo, mi Oaxaca linda.