OAXACA, Oax. 12 de junio de 2014 (Quadratín).-A dos días de la movilización masiva y mitin de la Sección 22 del SNTE, y a pesar de la disputa de los espacios con la detonación de armas de fuego esta mañana de jueves, decenas de comerciantes ambulantes se instalaron desde temprana hora en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca.

En esta ocasión se pude observar un mayor número de puestos, sin permiso para instalarse, con la venta de libros, plantas de ornato, árboles, venta de comida y bebidas, así como juguetes, además de los tradicionales de ropa típica, bolsas y sombreros.

Un grupo musical formado por aficionados ameniza también bajo el laurel del Zócalo, en tanto hasta el medio día de este jueves se continuaban apostando los vendedores.

En el recorrido se pudo apreciar también la colocación, en la avenida Hidalgo, entre la Alameda y el Zócalo, la instalación de puestos de venta de memelas, empanadas, refrescos y diversos antojitos regionales.

Hasta el momento, aún cuando las autoridades municipales aseguraron que se instalaría una partida policial en la zona, en el primer cuadro del Centro Histórico no existe ninguna vigilancia, como tampoco la presencia de inspectores del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez.

De acuerdo con los vendedores, permanecerán en el lugar hasta el domingo, una vez que transcurra la movilización del 14 de junio por parte del magisterio.

Según les dijeron sus dirigentes, será para darle cobertura a las protestas de la Sección 22.

Este sábado 14 de junio, la Sección 22 marchará en Oaxaca, a ocho años del desalojo que ordenó el gobierno de Ulises Ruiz.