MÉXICO, DF., 17 de julio de 2014 (Quadratín).- El coordinador del PT en el Senado, Manuel Bartlett, solicitó ante el pleno una “moción suspensiva” de la reforma energética al considerar que compartir la renta petrolera con el capital privado ocasionará un hueco fiscal de entre 200 mil y 800 mil millones de pesos.

Al inicio de la discusión de las leyes energéticas en el Senado, el petista señaló que de acuerdo con un estudio económico realizado por su bancada, los datos indican que el “enorme agujero” que dejará la reforma energética dejará en el presupuesto provocará un aumento de impuestos que tendrán que ser pagados por los ciudadanos mexicanos mediante un aumento de impuestos.

“¿Qué va a pasar con un déficit fiscal de 800 mil millones? Lo que va a pasar, es que lo va a tener que pagar el pueblo de México”, señaló Bartlett.

El senador cuestionó que hasta el momento, el PRI y el PAN como impulsores de la reforma energética, no han presentado un solo estudio que evalúe el impacto financiero que tendrá la reforma energética en las finanzas públicas, lo cual consideró una “irresponsabilidad” del presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete.

“Con este déficit de 800 mil millones los estados y municipios de la República se van a quedar sin recursos. Es una catástrofe financiera, y este Senado que es el representante de los estados va a aprobar esto”, dijo Bartlett.

La moción propuesta por el coordinador del PT fue desechada por votación económica.