SAN FRANCISCO DEL MAR, Oax. 7 de abril de 2014 (Quadratín).- Después de casi cinco meses de ser expulsados de la comunidad de Pueblo Viejo, núcleo agrario de San Francisco del Mar, siete  indígenas desplazados regresan libremente a la zona huave.

Después de una serie de mesas de diálogo encabezados por el alcalde Leonel Gómez Cruz, la comisión de Pueblo Viejo que dirige Homero Salinas, acordó  este fin de semana que los desplazados desde el 15 de noviembre del 2013 regresarán  en el momento que así lo desean y  trabajar libremente  conservando sus derechos.

“Ambas partes acuerdan que  todos los ciudadanos pueden  vivir  y trabajar libremente  en cualquier parte del municipio  respetando los usos y costumbres. En  lo sucesivo quien  cometa algún delito será presentado ante la autoridad  correspondiente” estipulan en una minuta de acuerdos.

También se determinó respetar la pesca de manera razonable mientras se realiza una reunión  programada el próximo jueves 10 de abril,  en donde participarán  las dos cooperativas y los pescadores libres  con  Conapesca, Sedafpa y Segego para actualizar la minuta sobre pesca ya firmada  y acordar un reglamento general.

La comisión de Pueblo Nuevo  restablecerá el suministro de energía eléctrica, aperturar   y restablecer el tránsito  en el camino  que va a  Pueblo Viejo. Asimismo la comisión de Pueblo Nuevo  y el presidente  reconocerán  a la autoridad de Pueblo Viejo electo   en la asamblea de ratificación.

La comisión y el presidente de San Francisco del Mar solicitarán la recategorización  administrativa de Pueblo Viejo ante el Congreso del Estado, entregar los recursos correspondientes al Ramo 33 y de impulsar gestiones  que Pueblo Viejo  realice  para la consecución de recursos.

Por último se acordó la entrega de los tres vehículos retenidos hace una semana por parte de pescadores y el respeto de éstos mientras circulan por la cabecera municipal. En todo momento el gobierno del estado acompañará  las gestiones que realicen para la rehabilitación  del camino que conduce a la bocabarra, así como los proyectos  de apoyo productivos.

La solución del conflicto entre Pueblo Viejo y Pueblo Nuevo se dio después de intensas pláticas y negociaciones políticas, en donde las dos partes  cedió en sus posiciones por el bien de los ciudadanos huaves.

“Siempre apostamos al diálogo como única salida pacífica al problema. Se logró la paz entre hermanos, que al final es lo que buscábamos. Ahora sólo queda trabajar en armonía, sin resentimiento, sin violar los derechos de los pescadores que regresan a sus casas. Mi gobierno será siempre de puertas abiertas y respetuoso de las ideas políticas contrarias”, argumentó el edil de San Francisco del Mar.

Los desplazados  de Pueblo Viejo  fueron expulsados el 15 de noviembre del 2013 por Homero Salinas porque no votaron por el PRI en las elecciones. Estuvieron viviendo en la cabecera municipal hasta este fin de semana.