OAXACA, Oax., 6 de abril de 2020.- El Principito, novela corta de Antoine de Saint-Exupéry cumplió este lunes 77 años desde su publicación, un 6 de abril de 1943 en Francia.

Durante más de siete décadas, El Principito ha cautivado no solo al público infantil sino a adultos que encuentran en su relectura grandes enseñanzas en cada página.

El éxito de la novela, fácil de leer y cautivadora, le ha creado un nicho en la cultura popular ya que son pocos quienes no identifican imágenes como la de la serpiente devorando un elefante, aunque no hayan tenido un acercamiento con el texto.

De igual forma, la imagen de El Principito se encuentra en toda clase de libretas, agendas, tazas, y una innumerable cantidad de productos que encontraron mercado en los millones de lectores de todas las edades.

Eso sin contar las incontables ediciones de la novela, con prólogos y dedicatorias especiales; con dibujos originales del autor; libros pop-up o desplegables, con sus traducciones a más de doscientos cincuenta idiomas, incluyendo el sistema de lectura braille.

En español, la novela fue traducida por Bonifacio del Carril y su primera publicación fue realizada por la editorial argentina Emecé Editores en septiembre de 1951.

La popularidad de la novela ha permitido una serie de adaptaciones en otros terrenos del arte a lo largo del tiempo, entre las que se incluyen grabaciones de audio, obras de teatro, películas, ballets, obras de ópera e incluso series animadas.

El Principito, una obra para quedarse en casa

A partir de 2015, El Principito adquirió el estatus de dominio público, ya que han pasado más de 70 años desde la muerte de su autor, en 1944.

Durante esta temporada en que la recomendación sanitaria es quedarse en casa, puedes leer esta obra libre en línea, o bien descargarlo en PDF para disfrutarlo desde tu celular o computadora.

La historia comienza cuando el narrador, un piloto perdido en el Sahara por culpa de una avería en su avión, se encuentra con un pequeño príncipe que dice venir de otro planeta. Tras la impresión inicial, los dos comparten varios días en el desierto mientras el piloto repara su avión, y el principito cuenta como era su vida antes y cómo llego a nuestro planeta.

“La autoridad se apoya antes que nada en la razón. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución. Yo tengo derecho a exigir obediencia, porque mis órdenes son razonables”.

Antoine de Saint-Exupéry, en El Principito