AMLO ordena a sus segundos no aceptar más cascajo en Morena

Bejarano, Ponce, Imaz, Corona… mismo modus operandi pro Peje

Moreno Valle: detuvimos miles de huachicoleros y los dejan libres

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo de 2017.- Andrés Manuel López está espantado. Ve multitudes formadas para ingresar al partido/negocio de su propiedad, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y cual Jesús de Nazareth o El Mesías, repite:

-Muchos son los llamados y pocos los escogidos.

Por lo tanto, ha ordenado a sus operadores tener cuidado y reservarse el derecho de admisión.

-¡Cascajo! -le llama él despectivamente.

Ese trato ha dado a Ariadna Montiel Reyes y a Aleida Alavez, quienes no son bien vistas ni por el tabasqueño ni por sus segundos y por eso carecen de posiciones relevantes.

Y como ellas, hay otros en lista de espera.

Los pejistas dan dos casos claros:

René Bejarano, cabeza de Izquierda Democrática Independiente (IDN), una de las más importantes al interior del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Y su esposa Dolores Padierna, senadora y quien ocupa los espacios negociados con la tribu dominante en el perredismo, la conformada por Los Chuchos Jesús Ortega y Jesús Zambrano.

Muchos nombres, el mismo modus

El problema es otro, aunque Andrés Manuel López no lo diga porque no se le da la autocrítica. Su problema es cómo ha sido desnudado en sus contradicciones discursivas con las prácticas.

Siempre se ha dado baños de honestidad y, ¡oh incongruencia!, en su antesala gubernativa a el secretario particular René Bejarano negociaba contratos y posiciones por los cuales recibía millonadas en pesos y dólares.

-¡Si supieran lo que he hecho por Andrés…! -decía mientras le faltaban manos, maletas y bolsas a sus sacos y pantalones para guardar fajos de dinero enterados por Carlos Ahumada.

Poco a poco nos dimos cuenta de otras personas de su entorno con el mismo modus operandi: Gustavo Ponce, Carlos Imaz, José Luis Abarca y recientemente Eva Cadena o Delfina Gómez.

Son los nombres difundidos en medios de comunicación, pero atrás vienen otros.

Para todos tiene la misma excusa: no los conoce, él es impoluto, es indestructible, lo ataca la mafia del poder, no se mancha cuando cruza el pantano, nadie puede demostrarle ingresos ilegales…

Tampoco legales, pero ese es cantar del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

De consecuencias será su fotografía con Miguel Ángel Albaraz, identificado por las autoridades como líder de los huachicoleros (gasolina robada) y a quien en redes sociales llaman “su socio”.

Demasiados nombres para invocar casualidades, pero, tiene razón, hay mucho cascajo en torno a Andrés Manuel López Obrador.

Detienen a huachicoleros… y nada

1.- En su gira por la república para presentar su libro La Fuerza del Cambio, Rafael Moreno Valle fue entrevistado sobre el robo de gasolina en su estado.

En su tiempo, aclaró, actuó desde el ámbito municipal y estatal y fue posible detener a miles de huachicoleros pero, ¿qué pasaba?, luego salían son una pequeña fianza.

Nadie, reiteró en Chihuahua el ex gobernador de Puebla, debe estar encima de la ley porque la esencia de la democracia es el respeto al Estado de Derecho.

Y 2.- sobre el mismo tema hablaron Emilio Gamboa y Ernesto Cordero.

El primero convocó a las demás fuerzas a dar respuesta de inmediato a este problema con acciones de fondo para atacar la extracción de hidrocarburos de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Y el panista dijo:

“Muy bien. Hacen falta penas más severas pero que los detengan, porque ahora hay instrumentos para proceder contra ellos por robo, delincuencia organizada, daño a la nación y recursos de procedencia ilícita”.