CIUDAD DE MÉXICO, 19 de mayo de 2020.- En Aguascalientes, la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) se manifestó pacíficamente para respaldar a los trabajadores de la planta de Nissan y que sus derechos sean respetados.

Acusan que en medio de la emergencia sanitaria por Covid19, trabajadores sindicalizados han sido despedidos de manera injustificada.

Exigen el pago justo de sus utilidades, pues señalan que al día de hoy, después de cuatro meses de trabajo, sólo recibieron 700 pesos, por lo que la Secretaria de CATEM en la entidad, Verenisse Ruiz, entregó una petición formal a la entrada del Palacio de Gobierno de la entidad.

Trabajadores de la planta Nissan 1 de Aguascalientes, adheridos a la CATEM, marcharon por la avenida José María Chávez hasta el Palacio de Gobierno, para exigir al gobernador Martín Orozco intervenga en el conflicto que tiene lugar al interior de la empresa.

Siga leyendo aquí: Quadratín México