OAXACA, Oax. 7 de julio de 2021.- La Fundación Alfredo Harp Helú de Oaxaca busca revertir los daños ocasionados a las 1.9 millones de hectáreas perturbadas que existen actualmente en las diferentes regiones.

En el marco del Día internacional de la conservación del suelo, el coordinador de Medio Ambiente de la Fundación, Félix Piñeiro Márquez dijo que llevan 15 años trabajando en la preservación y cuidado de los ecosistemas y biodiversidad con las que cuenta Oaxaca.

Detalló que desde el 2018 impulsan de manera especial la reforestación social en 6 regiones con 11 viveros que se rehabilitaron, en coordinación con las autoridades agrarias, organizaciones de la sociedad civil y todas aquellas personas que ya tomaron conciencia sobre la gran importancia que tiene la conservación del medio ambiente.

Están interviniendo especialmente en la región Mixteca, una de las zonas más degradas del país en materia de suelo, donde en los últimos cuatro años han donado 15 millones de árboles, ya que representa uno de los proyectos más importantes de la Fundación.

Piñeiro Márquez explicó que el cambio de uso de suelo está destruyendo ecosistemas y como ejemplo de las consecuencias que esto traerá recordó las primeras lluvias fuertes de esta temporada en Totolapan donde parte del cerro se deslizó provocando la muerte de una persona, se llevó puentes y cambió los cauces del río y arroyos.

Por ello recordó a las autoridades agrarias que la convocatoria para participar en este proyecto de reforestación social está abierta para que contribuyan al mejoramiento de los suelos en sus regiones.