CIUDAD DE MÉXICO, 7 de septiembre de 2020.- La mayoría de los aficionados al póker seguramente asocian México con el juego solo porque muchos exiliados de EU han venido aquí para jugar legalmente.

Sin embargo, México ha dado al mundo del póquer mucho más que un lugar conveniente para jugar sin problemas, y al mismo tiempo disfrutar de un estilo de vida envidiable con mucha cultura y entretenimiento.

Algunos jugadores famosos también han venido de aquí, y México incluso ha contribuido con diferentes formas en la que se juega el póker. Las siguientes son algunas de las principales razones por las que este país se ha hecho un nombre dentro del sector.

Póquer mexicano

El póker mexicano es más conocido en el sur de California, pero su popularidad está creciendoa medida que más jugadores descubren sus encantos. Si alguna vez te has encontrado con este juego, entonces ya sabrás que es básicamente una variación del stud de 5 cartas.

El punto de partida es tomar los 8, 9 y 10 de una baraja estándar. El comodín se queda, sin embargo, lo que significa que tienes un total de 41 cartas para jugar, que te dan la oportunidad de realizar diferentes manos de póker. A cada jugador se le reparten cinco cartas en total. Las apuestas comienzan después de que cada jugador tiene una carta que está boca arriba y otra que está boca abajo.

Existe la opción de dar vuelta la carta boca abajo antes de que se reparta la tercera. Si esto se hace, entonces la tercera carta se reparte boca abajo y, si no, entonces la nueva carta llega boca arriba. Las rondas de apuestas continúan y después de que cada jugador tenga cinco cartas, el jugador con la mano de mayor rango es el ganador.

Para el propósito de este juego, el comodín actúa como un comodín cuando está boca abajo. Sin embargo, cuando está boca arriba sólo puede ser usado como comodín junto con los ases, o las manos de flush o las escaleras.

Los mejores jugadores mexicanos

Actualmente hay algunos jugadores de póquer profesionales de alto nivel que nacieron en México. Entre ellos está Ángel Guillén, que es de la Ciudad de México. Causó una gran impresión en la Serie Mundial de Póquer de 2009 al ganar más de 800.000 dólares en eventos hold’em sin límite, lo que lo convirtió en una figura muy conocida entre los seguidores de este juego.

Luego está Santiago Nadal. Este jugador también es de la Ciudad de México y está acumulando una impresionante serie de victorias. De hecho, ahora es el cuarto en la lista de ganancias de todos los tiempos para los jugadores de póquer de México. Sus ganancias totales en vivo han superado recientemente la marca del millón de dólares y su mejor victoria hasta la fecha fue un premio de 237.888 dólares que obtuvo en Barcelona en 2014.

El primer lugar en esa lista de dinero de todos los tiempos es Juan Carlos Alvarado. Con un total de ganancias en vivo de más de 4 millones de dólares hasta la fecha; Alvarado también quedó en segundo lugar en el World Poker Challenge 2007. Fue capitán de México en la Copa Mundial de Póquer.

A pesar del impresionante éxito de los jugadores anteriores, podría decirse que Luis Velador sigue siendo el más conocido de toda la generación actual de jugadores de póquer mexicanos. Nacido en Jalisco, Velador ha jugado profesionalmente desde 1997. Ha ganado dos brazaletes de la WSOP, en el año 2008 y 2010, y tiene ganancias de más de 2 millones de dólares.

La influencia mexicana en el juego Texas Hold ‘Em

Una de las variantes de póquer más populares ahora mismo, es el Texas hold ‘em, el cual se cree que fue inventado en la ciudad tejana de Robstown. Esta zona Texas, con una población cercana a los 12.000 habitantes, se encuentra cerca de la frontera con México, y por lo tanto cuenta con una fuerte comunidad latinoamericana.

No se sabe exactamente cuándo se creó esta versión enormemente popular del póquer o quién la pensó primero. Se cree que se jugó por primera vez en ese poblado a principios del siglo XX, pero no hay registros históricos. Nadie sabe tampoco si algunos mexicanos estuvieron involucrados en su creación, o si fueron los primeros en jugarlo antes de que invadiera las mesas de Las Vegas Strip y los casinos online.

Se estima que el 90% de la población actual de Robstown es de ascendencia latinoamericana, según revelaron las cifras del censo de 2010. Por esa razón se cree que los mexicanos estuvieron involucrados en el surgimiento del Texas hold’ em.

Hoy en día, esta variante del póquer es una de las más populares en todo el mundo. A menudo descrito como “el juego de póquer del hombre pensante” debido a sus posibilidades estratégicas, es fácil imaginar a los mexicanos a principios de 1900 jugando este juego durante los largos y calurosos veranos texanos.

El futuro luce prometedor para la relación entre el póker y México

La influencia mexicana en el mundo del póquer no debe ser subestimada. Dada la creciente popularidad mundial que ha adquirido este juego, no sería una sorpresa ver que más y más mexicanos empiezan a hacerse un nombre en los sitios web o en los grandes torneos de póquer.