CIUDAD DE MÉXICO, 19 de noviembre de 2019.— El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez es un conservador para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Si bien defendió el derecho que tiene el mandatario queretano de no acatar las recomendaciones que realice a su administración la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra tras una polémica elección en el Senado, calificó de decisiones emanadas desde el conservadurismo.

Este lunes, Francisco Domínguez aseguró que los 10 gobiernos estatales surgidos del Partido Acción Nacional (PAN) están en el mismo tenor de rechazo a la Ombudsperson, que figura por el activismo sobre desaparición forzada con la asociación ¡Eureka!

Sigan leyendo aquí: Quadratín México