Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Redacción

Demandarán a edil de Ixtaltepec por contaminar ribera de río en el Istmo

Redacción | Quadratín Oaxaca
 
| 11 de Octubre de 2017 | 15:55
 A-
 A+

OAXACA, Oax., 11 de octubre de 2017.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) demandará al presidente municipal de Asunción Ixtaltepec, Óscar Toral Ríos por contaminar con escombros las riberas del río de Los Perros.

En un comunicado se informó que la dependencia ya clausuró la Zona Federal de la ribera de dicho afluente donde por órdenes del edil se depositaron más de 4,700 toneladas de escombros provenientes de las edificaciones que se están demoliendo por los daños que dejaron los sismos recientes en al región del Istmo.

Estas acciones se realizaron sin contar con la autorización que debe emitir la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Durante un recorrido, inspectores de la Profepa constataron que las autoridades municipales estaba depositando los escombros en las riberas del río de Los Perros, en una Zona Federal con un área total de 16,183 metros cuadrados, afectando más de 3 mil metros cuadrados.

Al no contar con la autorización referida, se procedió a imponer como medida de seguridad la clausura de esa zona, por lo que no se podrá seguir realizando el depósito de dicho material, hasta en tanto no se obtenga la autorización correspondiente.

Derivado del incumplimiento a estas obligaciones ambientales, se interpondrá una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) a fin de que se realicen las investigaciones en contra de quien resulte responsable.

Las violaciones a la normatividad ambiental puede implicar una sanción económica de hasta 3.7 millones de pesos por cada infracción cometida.