OAXACA, Oax., 6 de septiembre de 2019.- Familiares y amigos despidieron al pintor oaxaqueño, Francisco Toledo, con una ofrenda floral en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) en la Ciudad de Oaxaca.

Aunque las cenizas no se encontraban en el lugar, cientos de personas se trasladaron al IAGO para dar el último adiós a la memoria del maestro y artista universal, Francisco Toledo.

En la ceremonia realizada en el Instituto que fundó el maestro Toledo, como parte de su incansable promoción cultural, se encontraban los hijos del maestro, incluyendo la poetisa Natalia Toledo.

Allí, el empresario Alfredo Harp Helú y su esposa la señora Isabel Grañen Porrúa, amigos del pintor juchiteco, dieron el pésame a la familia.

Personas quienes laboraban en los diferentes centros culturales que fundó el maestro, lo despidieron con aplausos y destacaron su sensibilidad humana.