OAXACA, Oax., 1 de diciembre del 2019. – El Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos lamentó que en pleno siglo 21 los pueblos no puedan entrar en un diálogo fraterno.

“¿Qué es lo que nos ha faltado para no vivir enemistados?”, cuestionó en su homilía en la misa dominical de mediodía.

En la Catedral Metropolitana de Oaxaca, señaló que ha recibido solicitudes para intervenir en las comunidades; sin embargo, preguntó si habrá necesidad de ello y porqué los pueblos no pueden ponerse de acuerdo y entrar en diálogo, pensando en el bien de unos y de otros.

Expresó que se deben dejar a un lado envidias, rencores y hacer una historia nueva.

“Algo está pasando en ese corazón nuestro, porque todavía hay odio, deseos de venganza, la ley del talión, el ojo por ojo, me la hiciste, me la pagas; ojo por ojo, diente por diente, me mataste, te mato” , dijo.

Ante la proximidad de la festividad anual de la Virgen de Juquila, pidió mirar a los peregrinos que quieren llegar hasta el santuario.

Llamó a no pasarse la vida con culpas, sino ponerse a trabajar para buscar soluciones que ayuden a todos y lleven a vivir en paz.

El Arzobispo de Antequera Oaxaca, afirmó que los indígenas y mestizos tienen los mismo derechos, por lo cual pidió a cada uno encontrar la paz en las diferentes situaciones que se dan en las regiones.

Ojalá un día los mismos oaxaqueños veamos lo que ven los que visitan el estado y digamos “que hermoso es Oaxaca y que bonito se vive aquí”, apuntó.