CIUDAD DE MÉXICO, 7 de septiembre de 2021.- La importancia del mundo en miniatura que somos cada uno

¡Es la microbiota, idiota! (Diana), de Sari Arponen, constituye uno de los ensayos más amplios y reveladores sobre la relevancia de las bacterias, hongos e incluso virus que, dentro del organismo, dan señales de su labor con diversos efectos benéficos o adversos, de los cuales podemos aprender para evitar la aparición de enfermedades limitantes o mortales y en cambio estimular aquellos que nos permiten vivir mejor.

Señala un comunicado que una legión de microorganismos viaja con nosotros prácticamente desde el momento de ser concebidos, y quizá más allá de nuestra existencia material, compartidos y trasmitidos a nuestros acompañantes y descendientes; presentes en todas partes, aunque principalmente en el intestino y la piel, en lo que ingerimos y en el ambiente, marcan la diferencia entre una existencia saludable y otra marcada por la enfermedad. Esa es la microbiota.

Siendo su existencia un hallazgo relativamente reciente, su papel en cada cuerpo sigue estudiándose, pero empieza a identificarse su actividad en el desarrollo de numerosas condiciones hasta ahora mal entendidas, y cómo fortalecer su presencia para mejorar la calidad de vida, apartándonos de procedimientos que destruyen a estas diminutas especies y encontrando la manera de aprovechar sus potenciales beneficios.

Sari Arponen expone en ¡Es la microbiota, idiota! el surgimiento de una nueva forma de practicar la medicina, considerando cada cuerpo como único en sus circunstancias, ya sea por la dieta que consumimos, los microorganismos con los que convivimos y el entorno que nos rodea. Todo es crucial para hacer un diagnóstico capaz de darnos un futuro más pleno.

“Entonces, ya sea que los llamemos bichos o microbios, flora o microbiota, ¿cuáles son los microorganismos que constituyen nuestra microbiota? ¿Tienen que estar todos? ¿Qué hacen? ¿Cuántos son? ¿Por qué son tan importantes?”

Sari Arponen es doctora en Ciencias Biomédicas por la Universidad Complutense de Madrid, especialista en Medicina Interna, profesora universitaria y experta en microbiota. Licenciada en Medicina por la Universidad de Murcia, se especializó en Medicina Interna en el Hospital Universitario de la Princesa de Madrid. Tiene un máster en Enfermedades Infecciosas y otro en VIH, un posgrado de tres años en Psiconeuroinmunología Clínica por la Universidad Pontificia de Salamanca, y es Experta Universitaria en Nutrición. Tras casi veinte años de experiencia clínica en la sanidad pública española, en la actualidad se dedica a la formación y divulgación en el ámbito de la microbiota y la medicina del estilo de vida. También pasa consulta aplicando un enfoque basado en la medicina evolutiva y sus conocimientos sobre la microbiota. Además, es cofundadora de «Slow Medicine Revolution», una plataforma de divulgación sobre salud y estilo de vida con perspectiva evolutiva.

Título disponible en formato físico y electrónico.