CIUDAD DE MÉXICO, 3 de marzo de 2019.- El grupo priista Democracia Interna encabezado por el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, expresó su rechazo a la designación de Enrique Peña Nieto como consejero de ese instituto político y exigió su expulsión.

«El resultado del proceso electoral no deja lugar a dudas sobre los pésimos consejos que vertió y ordenó operar Peña a la cúpula priista durante su mandato. ¿Cómo podría ser ahora consejero?», cuestionó la agrupación en una carta pública dirigida a la líder nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu.

En el texto se señaló el «desprestigio que le ocasionaron al PRI la corrupción de destacados militantes como el propio Peña, algunos miembros de su gabinete y los gobernadores cuyas candidaturas impulsó él, unos hoy encarcelados, algún otro prófugo y otros más aún al frente de sus entidades»

El grupo priista puntualizó que los reclamos sociales por la inseguridad, por la pobreza y la desigualdad, sumados a la corrupción, llevaron al gobierno a los niveles más bajos de desaprobación de que se tenga registro en la historia reciente de México.

Sobre la elección del ex presidente de México como consejero político en el marco de la 63 Sesión Ordinaria del Consejo Político Nacional del PRI desde el auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional, resaltaron que el Estatuto, en su artículo 82 señala que los consejeros rendirán protesta estatutaria ante el Pleno lo que no sucedió con Peña Nieto quien no estuvo presente.

Democracia interna exigió respeto a la militancia desistiendo de proponer nuevamente a Peña como consejero y del ex presidente, sensatez para retirarse del partido para no hacerle aún más daño que el que ya le ocasionó.

Asimismo, convocó a impulsar el proceso de elección de la nueva dirigencia privilegiando la unidad. A continuación la carta íntegra:

Ciudad de México, 4 de marzo de 2019

CLAUDIA RUIZ MASSIEU
PRESIDENTE DEL CEN DEL PRI

CONSEJEROS POLITICOS NACIONALES

PRESENTES

En la sesión del Consejo Político del pasado 27 de febrero, fuimos testigos de una noche de contrastes. Por una parte, quedó clara la intención de abrir el proceso de elección de la dirigencia del CEN para el periodo 2019-2023, una exigencia de la inmensa mayoría de los militantes de nuestro partido y en particular, un reclamo que desde el 2016 venimos haciendo desde Democracia Interna. De igual manera se aprobó que se solicitara al INE la conducción del proceso, también reclamo de Democracia Interna desde el surgimiento de esta expresión reformadora.

Aplaudimos estas decisiones que permitirán darle cauce a un nuevo comienzo para nuestro Partido, urgido de una profunda reforma que lo ponga de nueva cuenta a la vanguardia no sólo de la democracia interna hoy ausente en las demás fuerzas políticas, sino de un proyecto de nación sólido, congruente, socialdemócrata y acorde a estos tiempos; que retome las causas de la justicia social y que como partido modernice su estructura y sus mecanismos de actuación, actualice sus documentos básicos y, por encima de todo, reconozca en la militancia su fortaleza.

En contraste y en sentido contrario a las demandas de la militancia, se propuso a Enrique Peña Nieto como consejero político nacional. Que quede claro, Peña no sólo no puede ser consejero político, sino que debe ser expulsado del partido por el inmenso daño que le causó, llevándolo del triunfo del 2012 a la peor derrota de su historia en el 2018.

Una y otra vez se ha señalado el desprestigio que le ocasionaron al PRI la corrupción de destacados militantes como el propio Peña, algunos miembros de su gabinete y los gobernadores cuyas candidaturas impulsó él; unos hoy encarcelados, algún otro prófugo y otros más aún al frente de sus entidades. El “primer priista”, nadie lo duda, tuvo mano en las decisiones del partido en los seis largos años de su gobierno.

Los reclamos sociales por la inseguridad, por la pobreza y la desigualdad, sumados a la corrupción, llevaron al gobierno a los niveles más bajos de desaprobación de que se tenga registro en la historia reciente de México y, gracias a la actitud pasiva de las dirigencias priistas ante el actuar de sus gobiernos, esta desaprobación se le trasladó al partido llevando a ser sinónimo priista y corrupto. “El malestar social”, como lo llamó en su momento Peña, se expresó con claridad en las urnas.

Las contrarreformas al interior del PRI que ordenó Peña también dañaron al partido. La antidemocrática reducción de los órganos de dirección y, la más grave, el retiro innecesario de los candados para privilegiar a externos sobre los militantes. El resultado del proceso electoral no deja lugar a dudas sobre los pésimos consejos que vertió y ordenó operar Peña a la cúpula priista durante su mandato. ¿Cómo podría ser ahora consejero?

Para fortuna del priismo, el Estatuto es claro cuando establece en su artículo 82 que “Las consejeras y los consejeros rendirán protesta estatutaria ante el Pleno del Consejo Político Nacional, al tomar posesión de su cargo”, supuesto que no se actualizó toda vez que Peña Nieto no estuvo presente ante el pleno.

Esperamos de usted, presidenta, y de los consejeros políticos, respeto a la militancia desistiendo de proponer nuevamente a Peña como consejero y del ex presidente, sensatez para retirarse del partido para no hacerle aún más daño que el que ya le ocasionó.

Vamos juntos a impulsar el proceso de elección de la nueva dirigencia privilegiando la unidad, pero partiendo del respeto a la militancia; la mesura, pero empezando por reconocer lo que está mal para poder corregirlo; la equidad comenzando por establecer reglas claras y evitando dados cargados. Vamos juntos para construir a partir de profundas reformas, el partido que el país necesita hoy, como un contrapeso a las decisiones autoritarias, a las modificaciones a modo de las leyes y a la regresión en los avances que la sociedad había alcanzado con tanto esfuerzo y que hoy se ven amenazados por un gobierno que, con la soberbia de un triunfo indiscutible, insiste en evadir sus responsabilidades con el estado de derecho y con la sociedad.

ATENTAMENTE
DEMOCRACIA INTERNA
Expresión nacional por la refundación del PRI

La carta original se puede consultar en el siguiente link: Democracia Interna