OAXACA, Oax., 2 de agosto de 2021.- Derivado de los niveles de riesgo epidemiológico en la entidad al estar en semáforo epidemiológico color naranja, la Secretaría de Administración determinó extremar medidas sanitarias en parques y espacios públicos abiertos para proteger a la ciudadanía oaxaqueña de los contagios del virus SARS-CoV-2.

Indica un comunicado que con base en lo establecido por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el titular de la Secretaría de Administración, Germán Espinosa Santibáñez, para salvaguardar la salud de las familias, la dependencia del Estado redujo el ingreso de personas a las instalaciones a un máximo del 20% de su capacidad, recortó horarios de apertura y solo permite realizar actividades individuales y al aire libre como caminar, trotar y correr con objetivo de evitar la propagación del coronavirus.

Como parte de las acciones, personal de la Coordinación de Espacios Públicos y Recreativos reforzó la vigilancia sanitaria en el Bosque El Tequio, el Parque Incluyente “Luis Donaldo Colosio Murrieta”, “Vinicio Castilla Soria”, el Polideportivo “Venustiano Carranza”, la Unidad Deportiva El Tequio y Ciudad de las Canteras, donde la comunidad usuaria sigue un protocolo estricto de desinfección e higiene.

Cabe mencionar que tanto el Parque Infantil “Del Agua Centenario”, “Oaxaca Bicentenario” y el Planetario Nundehui permanecerán cerrados al público hasta que las condiciones sanitarias lo permitan.

Asimismo, ante los riesgos por la fase naranja en el semáforo de COVID-19, también se emplean las medidas establecidas desde sus reaperturas con la toma de temperatura, aplicación de gel antibacterial, el uso obligatorio de cubrebocas y sana distancia. Además de determinar una sola salida y entrada para mayor control.

En este sentido, desde el ingreso el personal hace recomendaciones a usuarias y usuarios sobre el uso responsable de las áreas mientras las personas se ejercitan.

La Secretaría de Administración hace un llamado a la población a extremar los cuidados preventivos recomendados por las autoridades de salud en los parques y espacios públicos bajo su resguardo, a fin de proteger la salud de todas y todos.