CIUDAD DE MÉXICO a 31 de julio de 2016.- La obstrucción, la prepotencia, el poco profesionalismo y las filtraciones de información sobre el caso Narvarte obligaron a los familiares y abogados de las víctimas a presentar recursos legales y recurrir a la intervención mediática para “obligar a las autoridades a hacer su trabajo”.

A un año de los hechos, los abogados responsables de coadyuvar en la búsqueda de justicia, mostraron las dificultades con las que se han encontrado para avanzar en las diligencias, aunque las reuniones han sido frenadas, tratan de ubicar las pistas necesarias para mantener viva la investigación.

En entrevista con Quadratín México, el abogado de Artículo 19 e integrante del grupo coadyuvante, Luis Knapp, aseguró que se han enfrentado con la poca colaboración de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX).

“La última reunión que hubo con la Procuraduría fue en septiembre del año pasado, es decir, ya van nueve meses de que no ha habido alguna reunión y se cortó la comunicación por parte de la autoridad, ya no se sabe qué ha pasado con las investigaciones, no dicen nada y todas las peticiones para verlos tampoco nos las cumplen.

“Ese compromiso del Gobierno de la Ciudad de México, de su titular, Miguel Ángel Mancera, no se ha cristalizado, ese compromiso con la verdad no se ha cumplido, los familiares siguen en la angustia por saber qué sigue en este caso, las carpetas de las líneas de investigación ya no se las facilitan a los mismos abogados”, dijo Knapp.

La nota completa, aquí: Quadratín México