OAXACA, Oax. 3 de diciembre de 2021.- La encargada de despacho en la secretaría de seguridad pública, Dalia Baños Noyola, expuso que la meta más próxima que debe atender es que haya paz en las fiestas decembrinas.

En entrevista con Quadratín, la oriunda de Tlacamama, en la región de la Costa, consideró que su nombramiento –aunque por ahora es temporal– es un avance en la participación de las mujeres.

Dalia Baños, quien tiene a su cargo ahora a todas las fuerzas estatales de seguridad, es la segunda mujer en Oaxaca en asumir esta responsabilidad.

“Vamos a reforzar los operativos de seguridad, fortalecer los lazos de cooperación, con Sedena, la Guardia Nacional y las autoridades gubernamentales y municipales”, comentó la funcionaria.

Sin embargo, desde su perspectiva la seguridad no tiene género “no se trata de hombre o mujeres, yo creo que la responsabilidad es la misma”.

Reconoció la aportación de Heliodoro Díaz Escárraga, aunque precisó que las tareas, demandas, compromisos y metas por cumplir en materia de seguridad son diarias.

“Los retos no tienen fin”, expuso y las obligaciones son todos los días “siempre hay que estar atentos, no tenemos horarios”.

Policías, bomberos, cada uno de quienes forman esta secretaría, están atentos, comentó.

Y considera necesaria la coordinación en los tres órdenes de gobierno, sobre todo en los cinco municipios que mencionó el secretario de la Defensa, Crescencio Sandoval en su reciente informe.

En Oaxaca, los municipios de Salina Cruz y Juchitán, en el Istmo; Oaxaca de Juárez y Xoxocotlán, en el Valle y Tuxtepec en la Cuenca son los municipios de más alta incidencia delictiva.

“Al gobernador le preocupa mucho esta situación, estamos haciendo la tarea lo más exacta posible y como funcionarios siempre debemos estar a la altura de las realidades y dar solución a los problemas”, expresó.