OAXACA, Oax. 16 de agosto de 2020.- La iniciativa que se discute en comisiones en el Congreso de Oaxaca para prohibir el uso de glifosato en la agricultura, busca evitar un impacto ambiental y en la salud, y propone que se tome como alternativa la producción orgánica.
La iniciativa propuesta por el diputado morenista Othón Cuevas, detalla que está comprobado mediante estudios que el uso del herbicida es altamente cancerígeno entre seres humanos por la exposición al químico, así como puede provocar la extinción de plantas endémicas y silvestres.
El legislador explicó que el uso del plaguicida utilizado para acabar con la maleza puede provocar la extinción de especies silvestres como el chepiche, hierba de conejo y verdolagas, así como los chapulines y las chicatanas.
“Su impacto es muy potente acaba con todo el entorno biológico, para el caso de Oaxaca es que muchas hierbas comestibles terminan dañadas y con peligro de extinguirse”.
El diputado detalló que en otros países el uso de glifosato está prohibido y es lo que se busca en Oaxaca.
A la par indicó que presentó una iniciativa queque se aprobó como urgente y obvia resolución para hacer un exhorto a autoridades estatales y federales, a fin de se busque y se valore las alternativas para producir de manera orgánica.
La entidad , dijo, cuenta con el mayor número de productos orgánicos como café, jamaica, miel, mezcal, por lo que se busca impulsar está alternativa.
“No estamos haciendo un llamado sin proponer nada, ya que se pondrá el esfuerzo de muchas organizaciones que ponen una relación con la tierra de manera orgánica, como la madre que nos alimenta”
¿Qué es el glifosato?
El glifosato es un herbicida de amplio espectro no selectivo, el más utilizado en la actualidad tanto en agricultura como en jardinería, que ha sido calificado por la OMS como “probablemente cancerígeno”.
En México las principales marcas de herbicida con glifosato son Faena®️, Cacique 480®️, Nobel 62%®️, Lafam®️, Eurosato®️ y Agroma®️.
Un antecedente de demanda ganada
Dewayne Johnson un jardinero que resultó con cáncer, cuando tenía 42 años, aplicaba herbicidas Roundup y Ranger Pro, de la Compañía Monsanto, 30 veces al año, en escuelas de Benicia, al norte de San Francisco.
Un médico le diagnóstico en 2014 un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que surge en los linfocitos. En 2015, sus abogados empezaron una demanda contra Monsanto y una jueza falló a su favor, por lo que la empresa fue sentenciada a pagar $39 millones en compensación y $250 millones de dólares en daños.
La demanda de Johnson se basó en los resultados de un estudio de 2015 de la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer, parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que clasificó al herbicida Roundup, cuyo ingrediente principal es el glifosato, como probablemente carcinógeno.