OAXACA, Oax., 20 agosto de 2019.- El Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, a través de la Coordinación Ejecutiva del Mercado de Abasto (Cemerca), inició con operativos para constatar que las personas que prestan el servicio de carga en este importante centro comercial

En un comunicado, se detalló que dicho operativo es para brindar certeza y seguridad a la población consumidora, y los estibadores estén plenamente identificados, regularizados y cuenten con la acreditación correspondiente otorgada por el Gobierno municipal.

La titular de la Cemerca, Noemí Alavés Aquino, indicó que con esta acción inspectores adscritos a esta dependencia municipal, cumpliendo con los protocolos correspondientes y en total apego al respeto de los derechos humanos, aseguraron 57 carretillas de carga o mejor conocidos como diablitos y tres carretones.

Agregó que estas acciones de supervisión son parte del programa “Carga Segura” y tienen el objetivo primordial de detectar a aquellos cargadores que no se encuentran dentro del padrón, ni cuentan con su documentación en regla, esto a efecto de invitarlos a regularizar su situación, pero sobre todo se busca brindar certeza a la población consumidora que todos los días acude a este espacio a realizar sus compras.

Alavés Aquino mencionó que los utensilios asegurados se encuentran bajo resguardo de la autoridad municipal.

El procedimiento para que las personas puedan recuperarlos es únicamente acercándose a las oficinas de la Cemerca con el comprobante que los inspectores le otorgaron por el objeto asegurado e inscribirse en el padrón de Carga Segura, para lo que sólo se requiere presentar una identificación oficial y su copia, así como el pago de derechos que es una cuota mínima.

Alavés Aquino comentó que actualmente la Coordinación Ejecutiva tiene censadas y debidamente registradas a 200 personas que brindan el servicio de carga con el propósito de generar confianza y certidumbre en los comerciantes y consumidores de esta plaza comercial.

Recalcó que las personas que realizan la carga de los productos y que cuentan con el aval del Gobierno municipal a través de un registro y control de los estibadores, tienen garantizado el respeto a su labor, además de que abonan al mejoramiento de la actividad laboral y comercial de todo el Mercado de Abasto.