OAXACA, Oax. 24 de noviembre de 2021.- El director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, destacó que el instituto ha invertido más de 2 mil millones de pesos en equipamiento a favor de 527 unidades médicas.

Durante su comparecencia por  la glosa del tercer informe del presidente Andrés Manuel López Obrador ante la comisiones de Salud y Seguridad Social del Congreso federal, dijo que con estos recursos se compraron más de 63 mil equipos.

Detalló que a pesar de que el 70 por ciento del presupuesto se va en pago los pensionados se ha logrado atender parte de la infraestructura del instituto que tiene hospitales con más de 50 años de vida útil.

El funcionario indicó que el 90 % de la infraestructura del instituto tiene problemas con sus sistemas eléctricos e hidráulicos, lo que impide instalar equipo médico, cosas tan elementales como los elevadores por lo que continúa el programa de renovación.

El ISSSTE cuenta con 15 hospitales de primer nivel, 127 hospitales y clínicas, 497 clínicas y unidades médicas así como 424 consultorios de atención familiar, en las comunidades marginadas donde están dignificando los servicios.

Ramírez Pineda también destacó que los servicios del instituto se han restablecido después de la crisis generada por la pandemia y están preparándose para la posible llegada de la cuarta ola de contagios derivada de la variante delta.

Dijo que tienen dos reuniones a la semana con el presidente de México para estar listos ante el escenario de un incremento de contagios Covid en el país, apoyados en un mayor conocimiento del virus y el plan nacional de vacunación. 

Al responder los cuestionamientos de las y los legisladores, ponderó que el ISSSTE actualmente cuenta con una solvencia financiera al mejorar la recaudación generando unos 100 mil millones de pesos, 20 por ciento más que en la administración pasada.

Agregó que también tuvieron in incremento significativo en las reservas, que al día de hoy alcanzan los 112 mil millones de pesos.

El director del ISSSTE anunció que entre las metas están la basificación de unos 7 mil trabajadores que han estado laborando sin seguridad social.

El objetivo prioritario, dijo, es mejorar sustancialmente los servicios que brinda el ISSSTE.