CIUDAD DE MÉXICO, 6 de agosto de 2020.- La inminente renovación de la dirigencia estatal del PRD en Michoacán estaría llamando a la reflexión sobre el desempeño que ha registrado en los últimos doce meses su líder Juan Bernardo Corona Martínez. 

Desde esa óptica, habría que concluirse si es necesario o no que Juan Bernardo Corona siga al frente del perredismo michoacano.

Y es que, Juan Bernardo Corona se ha convertido en el vocero político del gobernador Silvano Aureoles Conejo y uno de los puntuales y severos críticos del Gobierno que preside el presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Podría decirse que a un año de haber asumido la dirigencia estatal del perredismo michoacano, Juan Bernardo Corona entrega cuentas claras, y por ello tiene argumentos que le respaldan para seguir al frente del perredismo michoacano. 

Más aún, cuando se advierte que en los últimos meses el PRD ha registrado un crecimiento del 10 por ciento porcentual en la preferencia electoral michoacana.  Es decir, el partido del sol azteca ha sido de los organismos partidistas que más ha crecido en ese tema. 

Hay más datos que registran una gestión favorable del ex diputado local Corona Martínez, como el hecho de haber llegado a una afiliación de 150 mil personas al partido en Michoacán, o la creación de las coordinaciones municipales de fundadores del PRD. 

El mismo ha manifestado que, como presidente del CEE-PRD, aún en situaciones adversas como la pandemia por coronavirus, se ha mantenido el contacto con la familia perredista y se ha escuchado a todas las voces al interior del partido y con la sociedad civil. “Se ha refrendado que el PRD es un espacio de puertas abiertas y con libertad para expresar lo que cada quien siente”, ha comentado. 

El PRD es una opción viable para que Michoacán siga en el camino del desarrollo y de la transformación como es ahora con el gobierno estatal emanado del PRD, apunta el ex legislador local.

Hoy, cuando ya se ha anunciado que en breve se celebrará la renovación de la dirigencia estatal del perredismo michoacano, no se debe descartar la permanencia de la figura de Juan Bernardo Corona quien, sin duda, ha posicionado al partido del sol azteca entre la sociedad michoacana. 

Ello, muy independientemente de los méritos que pudieran asistirles a la diputada Araceli Saucedo y a la ex diputada Silvia Estrada Esquivel, quienes han manifestado su interés en conducir las riendas del partido del sol azteca michoacano. 

Así, los consejeros estatales perredistas tendrán que valorar el trabajo que ha venido realizando el hoy líder estatal Juan Bernardo Corona Martínez. Los resultados de su labor al frente de la dirigencia perredista están a la vista. 

Al tiempo.