CIUDAD DE MÉXICO, 6 de agosto de 2020.- Suma México 50 mil muertos por Covid. En el lejano febrero narrábamos lo ocurrido en China y sus vecinos asiáticos; comenzaba la crónica de muerte en Europa.

Para marzo nuestro gobierno se “anticipaba” con acciones y medidas rotundas al ver lo que ocurría al otro lado del mundo; comenzó la jornada nacional de “sana distancia”, el confinamiento y la primera proyección; en un mes la curva de contagios estaría aplanada y podríamos volver a una nueva normalidad. Desde ese momento las escuelas quedaron vacías, millones sin trabajo y negocios de todo tamaño comenzaron a “tronar”.

Llegó mayo y el doctor López-Gatell anunciaba que el pico máximo de contagios ocurriría entre el 6 y el 8 de ese mes. Cifró en 7 mil el pronóstico de muertes. Cuando no ocurrió ni lo uno ni lo otro, corrigió; “hablaba de rangos” entre 6 mil y 34 mil muertes. Entonces, estimó que el pico de la pandemia ocurriría a inicios de junio. Tampoco acertó.

Seis meses y 50 mil muertos después, México es el tercer país más enlutado, sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil.

La OPS pronostica que el pico pandemónico, el pico de picos ocurrirá este mes. Gattel no dice ni pío. Después de tantos desatinos hay silencio sepulcral y sonoras porras para los que siguen al pie del cañón, ajenos al desatino oficial.

Lo único que no se aplana son los picos distractores con dedicatoria electoral; Lozoya, el avión, mucho circo y migajas de pan con lo mismo…