OAXACA, Oax., 9 de septiembre de 2017.- Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que la refinería Antonio Dovalí Jaime, de Salina Cruz, entró en paro de labores debido a las afectaciones en los sistemas eléctricos de generación provocadas por el sismo de 8.2 grados registrado la noche del jueves.

En un comunicado, indicó que, de acuerdo con las revisiones realizadas por personal especializado de la empresa, hasta el momento no se ha detectado evidencia de que exista daño estructural en las instalaciones de los procesos principales.

No obstante, se se encontraron afectaciones en los sistemas eléctricos de generación y recibo que, una vez resueltos, permitirán hacer las pruebas necesarias para iniciar una operación segura y rentable.

Pemex indicó que el abasto de combustibles se encuentra garantizado en el territorio nacional. Con motivo de los fenómenos meteorológicos que afectan a todo el país, se estableció una estrategia de suministro de gasolinas, diesel y turbosina provenientes de otros mercados, por lo que los inventarios son suficientes para cubrir la demanda.

La empresa lamentó profundamente las pérdidas humanas que se han registrado y manifestó su solidaridad con la población de todos los estados afectados por el sismo y los fenómenos meteorológicos.