Luis Jerónimo | Pidió a todas las partes ya no decir tanto disparate, sino recuperar la perspectiva

OAXACA, Oax. 22 de febrero de 2021.- Con su hablar pausado, pero firme, el maestro Luis Zárate hizo un llamado a las partes involucradas en la crisis del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) a “calmar los ánimos, a ya no decir tanto disparate y a ya no andar buscando conflictos sin sentido”.

Asume, dijo, la parte de responsabilidad que le toca en este conflicto en uno de los espacios que fue creado en 1992 por varios artistas, entre ellos el maestro Francisco Toledo, con el objetivo de presentar lo que se está haciendo en el arte contemporáneo a nivel internacional, nacional y en menor medida de Oaxaca, pues aclara “el museo no es un espejo”.

Pidió cordura y observarnos, pues sin ello no podemos entender a quien tenemos enfrente.

El diálogo transcurre en un pasillo del patio central de este imponente edificio construido a finales del siglo 17 y principios del siglo 18 por las familias Lazo de la Vega y Pinelo.

Para la charla solo usa cubrebocas, pues utiliza también la careta de plástico que recomiendan para prevenir la posibilidad de contagio.

En este magnífico escenario popularmente conocido como La Casa de Cortés, que ha sido el centro de la disputa en últimos días, el maestro Luis Zárate comparte su preocupación porque “estamos perdiendo la autonomía de contenidos”.

Y explica: “Quiero decir que ya no podemos decidir qué se expone y qué no se expone en el MACO, pero curiosamente no es de la Secretaría de Cultura o del gobierno, sino de los propios amigos del MACO, cuando deciden, o decidimos para incluirme, alquilar el museo, que alguien pague una cantidad de dinero para exponer, quiero decir que estamos perdiendo la esencia de lo que es el museo”.

En su opinión, “ya nos estropeamos, ya nos perdimos en el MACO, no es posible pagar para exponer y lo están haciendo”.

Considera que si bien esto deriva de la falta de recursos, también es resultado de las grandes confusiones que ha habido por los mismos descuidos de todas partes “de nosotros mismos, de amigos del museo, incluyo a la dirección, pero los amigos del museo somos los responsables y tenemos que asumirlo como tales”.

Refirió que en el convenio que se firmó con el gobierno de Oaxaca está claramente establecido en qué tiempos y de qué forma se cubre la comprobación de gastos, y es necesario perfeccionarlo para simplificar las cosas.

“El museo tiene actividades que para muchas personas son extrañas, cómo le explica a un contador que hay que comprar cincuenta kilos de carbón, o de cal, o 50 bicicletas usadas, que tenga cierta facilidad, vamos a llamarlo para no crear confusiones, no es una institución donde se le puedan aplicar las mismas reglas de una librería, es más complejo”.

El pago a los trabajadores, lo inmediato

Para el maestro Luis Zárate la solución inmediata es pagarles a los trabajadores. Y precisa que hasta ahora ha habido donativos, dos subastas y también aclara que el tema ha sido manipulado, pues ha habido solo dos donativos y la subasta las organizó Rosa Aguilar, por iniciativa propia, aunque no tiene nada qué ver con los amigos del museo.

Este lunes entregó otro dinero para el pago de salarios, comentó.

Sin embargo, añade, el que haya gente que se sume y quiera hacer algo, no le da derecho a decir quién puede exponer “es ahí la parte perversa”, ya que defiende que hay un trabajo profesional de curaduría para los contenidos del museo.

“Si eso se decide por quien da más dinero hemos perdido la esencia del museo”, reitera.

Respalda también la autocrítica, y en ese autoanálisis, anticipa, debe haber cambios, no solo la mesa directiva, sino la dirección e incorporar nuevas visiones del arte contemporáneo “no podemos seguir como si no pasara nada, hay que renovar todo, inclusive la dirección, la mesa directiva, agregar miembros de todas las disciplinas, danza, danza escénica, literatura, la arquitectura que era algo fundamental en el MACO, renovarnos y pasar la estafeta a los jóvenes, no tiene caso seguir en esa necedad de que tenemos razón”.

Sobre la renovación y las nuevas formas de financiamiento, menciona, ya lo han platicado “el problema es que cada quien inventa su verdad, cada quién dice sus cosas y yo no sé porqué razón, es el encierro que nos está enloqueciendo, cada quien hace y dice cosas”.

Saquémosle provecho a la crisis

En esa autocrítica, el maestro Luis Zárate, pintor, escultor, arquitecto de paisaje y uno de los exponentes de la plástica más relevante de nuestros tiempos, reitera que es necesario “renovarnos, pasar la estafeta y buscar no solo nuevas formas del arte contemporáneo sino nuevas formas de financiamiento, patrocinios”.

La vida va corriendo y estamos en una crisis, saquémosle provecho a la crisis.

Lo inmediato es pagarles, no se plantea mover a nadie, aclara sobre el tema de los supuestos despidos a trabajadores, y reitera “no podemos seguir alimentando las tonterías”.

Dijo que ya le pidió a los trabajadores “que le bajen, ya tuvieron sus cinco minutos en redes”.

También precisó que el MACO no será un hotel ni está en venta “nunca se ha hablado de eso, el gobierno nunca ha dicho nada, está en comodato de amigos y para uso del museo”.

Reconoce que los amigos del MACO se portaron mal “por maltrato también, vinieron prepotentes”.

Por ello, dice, se trata ya de tomar una actitud humana, correcta, reflexiva, a dónde vamos, qué vamos a hacer, tenemos el problema externo de salud, que es muy fuerte, deberíamos ya, ya se nos hizo tarde, dar una respuesta como artistas a ese tema también.

Habla de una posibilidad de vincular el arte contemporáneo con el arte popular y quizá, a partir de ello, tener otra fuente de financiamiento, con una comunidad artística solidaria.

“Debemos encontrar nuevas formas de ver qué es el arte contemporáneo, de accionar, de vincularnos, de incorporar a la gente en sus diferentes quehaceres, el museo no es para una élite sofisticada, el museo es de todos, para todos y su finalidad también es educativa, no solo es contemplativa”.

El llamado, reitera, es a calmar los ánimos, a ya no decir tanto disparate, a ya no andar buscando conflictos sin sentido y resolver las cosas, poco a poco lo resolveremos porque ahorita está complicado el tema, tenemos que irlo resolviendo, no perder de vista que si nosotros mismos no nos observamos no podemos entender a quien tenemos enfrente.