OAXACA, Oax., 9 de septiembre de 2017.- Para apoyar a las personas damnificadas por el sismo de 8.2 grados en la escala Richter que provocó daños severos en municipios oaxaqueños, Liconsa, la empresa que opera el Programa Social de Abasto de Leche del Gobierno de la República, llegó a Juchitán de Zaragoza con 120 mil litros de agua potable y 50 mil litros de leche fortificada.

En un comunicado se informó que el director general de la paraestatal, el oaxaqueño Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, se encuentra en este municipio del Istmo de Tehuantepec, desde donde, junto con el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Rosario Robles Berlanga, está coordinando acciones de evaluación de daños y auxilio a personas damnificadas.

Juchitán de Zaragoza, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, es uno de los municipios más castigados por el sismo del pasado jueves 7 de septiembre que, hasta el momento, ha cobrado la vida de 45 personas en Oaxaca, además de que, gran parte de las personas reportadas heridas, se encuentran en esta comunidad.

Liconsa también canaliza ayuda para las personas que resultaron afectadas en los municipios de Tehuantepec, Ciudad Ixtepec, Niltepec, Matías Romero, Chahuites, Santa María Xadani, Huamelula e Ixtalepec, entre otros.

En sus oficinas centrales, ubicadas en el Estado de México, Liconsa instaló un centro de acopio de víveres, agua embotellada y todo tipo de productos y enseres en apoyo personas damnificadas de Oaxaca y Chiapas.

“Con el gobernador Alejandro Murat hacemos equipo en estos momentos difíciles de duelo por nuestros paisanos del Istmo de Tehuantepec”, señaló Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, luego de acompañar al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante el recorrido de supervisión y coordinación que el Primer Mandatario realizó en Juchitán de Zaragoza este viernes 8 de septiembre.