OAXACA, Oax. 17 de agosto de 2020.- Ana Liz, originaria de Santiago Jamiltepec en la región de la Costa oaxaqueña, compartió sus experiencias para alcanzar su sueño de estudiar en el extranjero.

En un video que compartió en redes sociales, dijo que el motivo de compartir sus experiencias es pedirle a las mujeres que no dejen de luchar por forjar y lograr sus sueños, cuando parezca que es imposible y se vean rodeadas de dificultades, toma un respiro pero nunca dejes de creer en ti e inténtalo las veces que sean necesarias.

Actualmente está estudiando una maestría en Políticas Públicas y Gestión en el King’s College London, la cual está ubicada entre las mejores 20 universidades del mundo, gracias a que logró obtener beca y financiamiento ahora vive en Londres, Inglaterra.

Ana Liz destacó que para ella fue un reto aún mayor, “porque soy indígena, originaria de un pueblo indígena y con profundas raíces indígenas, todo mi contexto ha sido rural, cuando has estado rodeado de pobreza, desigualdades se te cierra el horizonte; yo vi de niña como las mujeres de mi pueblo solo podían dedicarse a cuidar a los hijos, al esposo, a los padres y abuelos; yo no quise quedarme en ese esquema”.

Dijo que su primer sueño fue convertirse en una mujer profesionista que pudiera tener un impacto en la sociedad, por eso decidió estudiar Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al hablar de perseverancia explicó que la primera vez que presentó examen de admisión no lo pasó, pero que eso no la detuvo porque pudo más la motivación que esta universidad era una puerta enorme para otras oportunidades mayores y fue así donde conoció la universalidad de la UNAM.

“Cuando eres educada en un contexto rural tus limitaciones son mayores, a pesar de que mis maestros me enseñaron muchas cosas yo no me sentía con las capacidades de otros estudiantes que competían con un espacio en la UNAM”,  por eso valió la pena el gran esfuerzo.

Cuando logra vislumbrar que estudiar en el extranjero era una de las mejores oportunidades de su vida no cejó en su empeño por cubrir la enorme lista de requisitos, la cual dijo ha hecho que muchos estudiantes desistan de ese objetivo; sin embargo, para ella significó otro sueño más por alcanzar que incluso tuvo que realizar cinco veces el examen de inglés pues no alcanzaba el nivel requerido para acceder a una universidad en el extranjero.

Por ello, reiteró a las mujeres su exhorto a que nada ni nadie les diga que no pueden alcanzar sus sueños, “hazlo sobre todo si eres mujer, indígena y vienes de un pueblo rural y te digas nunca voy a poder hace eso, las mujeres somos disciplinadas, perseverantes y determinantes para lo que queremos a hacer”.