OAXACA, Oax. 11 de enero de 2022.- Artesanos de San Jerónimo Tlacochahuaya mantienen viva la tradición y el arte para elaborar los vistosos penachos que se usan en una de las danzas emblemáticas de Oaxaca: la Danza de la Pluma.

Además de erigirse como una de las más importantes representaciones de la conquista española, su coreografía ha maravillado a todo aquel que la ha visto, principalmente en las festividades de la Guelaguetza.

El artesano Pablo Sernas se ha encargado de la elaboración de estos penachos multicolores desde hace 11 años y a pesar de la de pandemia la producción continúa y nos explica su proceso.