OAXACA, Oax., 21 de marzo de 2020.- En el 214 aniversario del natalicio del Benemérito de las Américas, don Benito Juárez García fue recordado por su legado, el cual nació un 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, Oaxaca.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa mencionó estas palabras para conmemorar al ilustre oaxaqueño y su legado en el mundo.

Texto completo aquí:

Señor Presidente, Ponciano Arriaga, liberal que estuvo en el exilio con Benito Juárez, y uno de los padres de la Constitución de 1857, nos recuerda que no hay título más dulce que ser mexicano.

También en tiempos de desafíos Alfonso Reyes nos recuerda que el pulso político se intensifica, pero también nos recuerda que antes somos mexicanas y mexicanos, hijos de un mismo pasado, pero también madres y padres de un destino común.

Por eso es fundamental preguntar qué figura, qué personaje emblema mejor esa mexicanidad, esa figura, ese nombre, ese personaje es Benito Juárez.

Por eso era preciso estar el día de hoy aquí con el presidente juarista Andrés Manuel López Obrador, no solo para recordar que Juárez es un emblema de la historia, pero también refleja mejor que nadie la esencia de ser mexicano.

Señor Presidente, si un mexicano demostró templanza ante la adversidad, fue Benito Juárez.

Si un héroe supo unir a México en tiempo difíciles, fue Benito Juárez.

Si un hombre fue estadista y tuvo la capacidad de orientar a su generación para llevar a cabo las grandes Reformas y consolidar el Estado Mexicano, fue Benito Juárez.

Si otro hombre nos recordó que son las personas y los pueblos los grandes arquitectos de su historia, fue Juárez.

Juárez, el que enfrentó la embestida de la reacción y supo superar la adversidad.

Juárez, el que mantuvo el interés de la Nación y la idea de la República.

Por eso hoy, en estos tiempos en donde enfrentamos la enfermedad es fundamental entender que la mexicanidad también significa unidad sobre todo y sobre todos.

Por eso hoy aquí Señor Presidente, le queremos decir que cerramos filas; que aquí no le apostamos a la división; que aquí no sacamos raja política de la contingencia; que aquí no lucramos con lo más sagrado que tienen los mexicanos que es la salud.

Aquí trabajamos en unidad; aquí sumamos, no restamos; aquí multiplicamos, no dividimos; aquí sabemos trabajar en unidad, por eso desde aquí aquellos que le apuestan a que la emergencia se convierta en crisis, zozobra o muerte les recordamos lo que alguna vez Juárez le escribió a Maximiliano cuando dijo “Hay una cosa que escapa a la perversidad y eso es el fallo tremendo de la historia que nos juzgara”.

Ese coloso nos enseñó que si el que no espera a vencer esta vencido, por eso estoy claro que en estos momentos una vez más saldremos adelante y sabemos vencer.

Venceremos, porque como bien lo decía mi paisano Adelfo venimos de una cultura milenaria, donde somos pueblos guerreros.

Venceremos, porque hemos demostrado que a través de nuestra historia que sabemos ser solidarios; venceremos, porque siempre prevalece la corresponsabilidad.

Venceremos, porque sabemos unirnos con el jefe del Estado, con el Jefe de Gobierno, pero especialmente hoy Presidente con el líder que quiere que le vaya bien a México.

Por eso una vez más ante esta pandemia saldremos adelante y cuando esto pase recordaremos que México es más grande que sus desafíos y una vez más voltearemos y estaremos alerta, porque esto siempre continuaran.

Por eso hoy desde Oaxaca, desde Guelatao, viendo a Belinda y a todos los pequeños y pequeñas que son el presente y el futuro de México les decimos que México y Oaxaca están de pie, viendo de frente al futuro.

¡Qué viva Oaxaca!