CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero de 2019.- Transcurridos cuatro días del nuevo año, el fin del llamado puente Guadalupe-Reyes, está por concluir, y es con un último bocadillo que los mexicanos se despiden de la temporada navideña: la rosca de Reyes.

Celebrado el 6 de enero, desde días previos, abarrotan las panaderías en busca de una rosca, ese tradicional pan que tiene su origen en Europa, pues hay quienes aseguran que formaba parte de una fiesta pagana romana que con el tiempo se cristianizó.

Decenas de panaderías ya venden piezas de diversos tamaños, desde la familiar hasta pequeñas roscas para una o dos personas.

La nota completa aquí:
Quadratín México