CIUDAD DE MÉXICO, 24 de junio de 2018.- Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en 2015 el número de migrantes en el mundo fue de 214 millones; de éstos, 49 de cada 100 eran mujeres, es decir, 104 millones 860 mil dejaron sus lugares de origen.

Así lo refirió Carolina Grajales Valdespino, de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM, al advertir que la migración hacia países más industrializados en busca de mejores oportunidades laborales ya no es garantía de desarrollo personal o familiar; además, la mala calidad de los empleos vulnera más a las mujeres.

En cuanto a Latinoamérica, la proporción de mujeres migrantes es de casi 50 por ciento, mientras que para México, por cada tres hombres que van en busca de mejores expectativas, hay una mujer.

La especialista dijo que además de las modificaciones a la cultura laboral en nuestro país a partir de la implementación del modelo neoliberal (a partir de 1980), se incrementó la desigualdad y se disminuyó la calidad de los empleos, y esta situación encuentra su justificación en una tendencia cultural cuya base está en una doctrina económica de fines del siglo XVIII.

Siga leyendo aquí: Quadratín México