OAXACA, Oax. 4 de diciembre de 2019.- La zona arqueológica de Monte Albán, una de las más visitadas por el turismo nacional y extranjero en el sur de México, es a partir de este martes la primera zona incluyente del país.

A propuesta de la presidenta honoraria del DIF en Oaxaca, Ivette Morán de Murat, se habilitaron baños, accesos, rampas y se destinaron algunos vehículos especiales para que las personas que tengan alguna discapacidad motriz puedan disfrutar de la experiencia.

Monte Albán es la cuna de la civilización zapoteca, conocida por su ancestral aportación a diversas disciplinas.

Esta zona que está distante 15 minutos de la ciudad de Oaxaca, tuvo una inversión de 3.5 millones de pesos para el equipamiento y adaptación.

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat y su esposa Ivette, consideraron que la inclusión es una prioridad que no solo se queda en el discurso, sino con acciones concretas, como la primera playa incluyente en Huatulco y ahora la zona arqueológica de Monte Albán.

Para habilitarla se construyó un andador de 680 metros que hará transitable la vía en sillas de ruedas, pero además se adquirieron dos carritos y cuatro sillas eléctricas para quienes lo requieran.

Se rehabilitó con empedrado el acceso a la entrada hacia la plaza principal de la zona con el fin de dar atención a las personas con discapacidad motriz, además se realizaron adaptaciones de infraestructura en el sitio como rampas ubicadas en el área de Juego de Pelota y de acceso a la zona y Museo Sitio, la cual fue proyectada para seguir el perímetro del muro de contención, ubicado en el costado sur.

Ante el director del Sitio Arqueológico de Monte Albán, David Andrade Olvera, se expuso que la adecuación contempló una base de tepetate a nivel superficial, sobre la cual se aplicó un firme de concreto para recibir la laja como acabado final, con la intención de que este nuevo elemento se integre a la imagen del sitio.

El Plan de Manejo de la Zona Arqueológica de Monte Albán (ZAMA), tiene como objetivo la conservación del patrimonio cultural, así como promover mecanismos de investigación y difusión del mismo.

En este sentido la presidenta honoraria del DIF Oaxaca, Ivette Morán de Murat destacó que la entidad es un estado incluyente y se trabaja para que toda la población pueda disfrutar de este espacio  arqueológico.