OAXACA, Oax., 5 de febrero de 2020.- La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) informó que el Juez de Control dictó auto de vinculación a proceso contra el presidente municipal de Santiago Yaitepec, Roberto Salinas, por su probable responsabilidad en el delito de robo con violencia.

La Fiscalía detalló que en audiencia celebrada este 5 de febrero, el juez dictó auto de vinculación a proceso contra el imputado, el cual seguirá su proceso judicial en libertad, con las medidas cautelares de no acercarse a las víctimas y presentación periódica ante el Juzgado de Control.

Asimismo, otorgó tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

La aprehensión del munícipe fue realizada por la Fiscalía General, a través de la Agencia Estatal de Investigaciones, el 30 de enero de 2020 y fue presentado inmediatamente ante la autoridad judicial que lo requirió.

Tras la investigación efectuada por la Fiscalía General, se logró determinar la probable responsabilidad del imputado, por lo que se cumplió la orden de aprehensión contra el imputado, derivada de la causa penal 558/2019.

El hecho ocurrió el pasado 24 de noviembre de 2019, aproximadamente entre las 4 y 6 de la tarde, cuando las víctimas se encontraban en la zona de El Pedimento, momento en que fueron agredidas probablemente por el imputado y un grupo de personas armadas provenientes de Santiago Yaitepec, quienes realizaron destrozos a sus negocios y se apropiaron de sus mercancías.

Por estos hechos, la Institución de procuración de justicia inició la investigación correspondiente, logrando aprehender al presidente municipal y presentarlo ante la justicia.

Este miércoles, pobladores de Yaitepec continuaron por tercer día con el bloqueo de la carretera que comunica a Juquila, considerado una zona de turismo religioso, para presionar y lograr la liberación del alcalde municipal.

Asimismo, realizaron protestas frente al Juzgado en Puerto Escondido, en la Costa de Oaxaca, para pedir la liberación del edil.

Por su parte, comerciantes de Juquila iniciaron una huelga de hambre fuera de Palacio de Gobierno de Oaxaca para pedir la reparación del daño provocado a los locales comerciales ubicados en el paraje El Pedimento, así como el pago de 28 millones de pesos de mercancía supuestamente robada por habitantes de Yaitepec durante su protesta.