OAXACA, Oax., 31 de marzo de 2020.- El secretario de Salud del Estado, Donato Casas Escamilla informó que a la fecha en Oaxaca se han notificado 14 casos positivos en Valles Centrales, de este total dos ya fueron dados de alta; asimismo, se registró un fallecimiento, y el resto de pacientes se encuentran en aislamiento domiciliario con sintomatología leve, bajo los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud Federal.

En un comunicado, se detalló que se han procesado a través del Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP) de Oaxaca, un total de 148 muestras, de las cuales 84 son negativas y 50 casos sospechosos están en espera de resultados

Casas Escamilla señaló también que el 30 de marzo del presente año, el Consejo de Salubridad General (CSG), declaró Emergencia Sanitaria en el país, la cual contempla siete medidas de seguridad obligatorias para lograr reducir la propagación del COVID-19.

De esta manera: 1) se ordena la suspensión inmediata del 30 de marzo al 30 de abril del presente, actividades no esenciales en los sectores público, privado y social, con el objetivo de disminuir la carga de enfermedad.

2) En el caso de los sectores y actividades definidos como esenciales, se deberán aplicar de manera obligatoria las siguientes acciones: no realizar reuniones o congregaciones de más de 50 personas, así como la aplicación de medidas higiénicas estrictas, como lavado frecuente de manos, estornudar o toser aplicando la parte interna del codo y el saludo a distancia.

3) Se exhorta a la población residente en el territorio mexicano, incluida la que arribe del extranjero, y que no participa en actividades laborales esenciales, a cumplir el resguardo domiciliario corresponsable.

4) Dicho aislamiento domiciliario se debe aplicar de manera estricta a toda persona mayor de 60 años de edad o con diagnóstico de hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiaca, o pulmonar, inmunosupresión, con embarazo o puerperio inmediato. Mientras que el personal esencial de interés público podrá presentarse a laborar de forma voluntaria.

5) Una vez terminada la suspensión de actividades no esenciales y el resguardo domiciliario, las secretarías de Salud, de Economía y del Trabajo, programarán el regreso escalonado y regionalizado de laborales, económicas y sociales.

6) Mientras tanto, y hasta nuevo aviso se postergarán todos los censos y encuestas a realizarse en el territorio nacional que involucren la movilización de personas e interacción física (cara a cara).

7) Todas las medidas antes señaladas, deberán aplicarse con estricto respeto y apego a los derechos humanos. La participación de todos es fundamental para contener la enfermedad, es por ello que quedarse en casa es la mejor forma de prevención que las y los oaxaqueños deben acatar.