CHILPANCINGO, Gro., 21 de octubre de 2020.- El grito de justicia por las calles de la capital del estado volvió a escucharse la tarde de este miércoles. Más de 300 personas, integrantes de colectivos feministas y normalistas de Ayotzinapa, salieron a marchar y a hacer pintas en edificios públicos.

Es una muestra de repudio e indignación por el feminicidio de la menor Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo, en el municipio de Tixtla. La marcha comenzó en la Alameda Central y terminó afuera de la Fiscalía General del Estado, donde se hicieron pintas, lanzaron piedras al inmueble y se dio lectura a un comunicado.

La puerta principal de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero, fue el primer edificio pintarrajeado con las leyendas de “Justicia para Ayelin” y “No más feminicidios”.

Siga leyendo aquí: Quadratín Guerrero