OAXACA, Oax., 27 de mayo de 2021.- En taco, en salsa, quesadilla o botana, los chapulines son un manjar culinario único en Oaxaca. Quienes consumen chapulines tiene una fuente directa de proteína sana, sustentable, barata y no contaminante.

En Oaxaca, este es un platillo común entre las familias, ya que los chapulines se reproducen en los campos y aunque puede ser una plaga devastadora para algunos cultivos, son muy nutritivos si se comen.

Este peculiar platillo es, además, un atractivo para el turismo quienes, de acuerdo con la cocinera Alberta Hernández Acevedo, son los que más piden platillos o botanas hechas con chapulines.

Dueña del comedor Candita, en el Mercado 20 de Noviembre en la zona centro de la ciudad de Oaxaca, detalló que los chapulines se preparan al gusto de los comensales.

“Si quieren en un taco con tortilla calientita, o una tlayuda de chapulines, una quesadilla de flor de calabaza con sus chapulines o salsa de chapulines, lo que el cliente pida como lo pida”, detalló.

En este mercado popular no hay un local de comida que no cuente entre su menú con un platillo que lleve chapulines.

Un estudio de la Universidad Autónoma de México (UNAM) explicó que los chapulines podrían ayudar a combatir la desnutrición y la obesidad en el país, a reducir el consumo de carne convencional y a bajar la emisión de gases de efecto invernadero generados por las actividades ganaderas.