OAXACA, Oax., 18 de octubre de 2020.- Pobladores de San Pedro Ixtlahuaca realizaron la madrugada de este domingo una fiesta religiosa sin las medidas de sanidad, con la autorización del ayuntamiento.

El gobernador Alejandro Murat exhortó a los autoridades de los 570 ayuntamientos a extremar precauciones, seguir con las medidas sanitarias y aumentar las restricciones durante estas fechas, para evitar concentraciones masivas que pongan en riesgo a la población a contagios de Covid 19.

Sin embargo, la madrugada de este domingo, en San Pedro Ixtlahuaca, un grupo de más de 300 habitantes se reunieron para comenzar con la celebración de San Lucas.

Las personas participantes se disfrazaron de charros portando un látigo y recorrieron las calles de la localidad acompañados de una banda de viento.

De igual forma, quemaron los famosos toritos pirotécnicos y posteriormente se reunieron en el templo católico donde hubo una conglomeración de personas, quienes no conservaron la sana distancia y algunas no portaron cubrebocas, sin importar el riesgo de contraer Covid 19 y la omisión de una de las medidas preventivas para evitar riesgos.

El presidente municipal de Ixtlahuaca, Manuel Duarte, es uno de los dos alcaldes que fueron denunciados ante la Fiscalía General de Justicia del Estado por no promover acciones para frenar contagios de Covid 19.

La denuncia se registró en junio pasado cuando también, en uno de los meses más álgidos de la pandemia, cuando el edil permitió y participó en actividades de la fiesta patronal del municipio.

En Tlaxiaco también hubo celebración

En redes sociales se difundieron imágenes del templo católico de Tlaxiaco donde se encuentran decenas de personas reunidas por las fiestas de octubre.

En este municipio de la Mixteca se realizó una misa y posterior una calenda que recorrió las calles de la localidad, lo que expuso a familias a contagios de Covid 19.

De acuerdo con el reporte, este municipio cuenta con 108 casos acumulados de Coronavirus y hay 83 casos sospechosos.

Revocarán mandato

Las celebraciones en ambos municipios representan una omisión de las autoridades municipales a las medidas emitidas por el gobierno estatal y autoridades sanitarias, por lo que podrían ser sujetos a una revisión por parte del Congreso de Oaxaca, quien recién aprobó la revocación de mandato contra autoridades que desacaten las medidas sanitarias del Covid 19.

Los diputados avalaron la revocación de uno o varios integrantes de un cabildo, o hasta la desaparición de poderes municipales, cuando se ponga en riesgo la vida de la población.