CIUDAD DE MÉXICO., 24 de abril de 2018.- El presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez aseveró que durante su gestión se incentivó la reforestación de la capital de Michoacán dando prioridad a las zonas rurales que rodean a la mancha urbana y se realizó una reconversión del trasporte que dejó de utilizar gasolina para emplear a gas natural, y para lo cual se invirtieron 80 millones de pesos.

Al participar en el séptimo foro ‘Alcaldes hablando de Alcaldes’ que convocó a ediles de todo el país, Martínez presentó los avances de la construcción de los colectores marginales que permitirán entubar las aguas residuales que actualmente desembocan en los ríos Chiquito y Grande que atraviesan la ciudad.

El alcalde anticipó que los ambos ríos quedaran debidamente saneados para convertirlos en parque lineales, similares a los dos kilómetros que ya se tienen de avance de este proyecto.

Alfonso Martínez explicó que Morelia es ejemplo nacional por ser uno de los primeros municipios en el país que cuenta con una política integral de tratamiento de aguas residuales, sin embargo requiere una nueva inversión para dar abasto al saneamiento debido a que sus principal centro de tratamiento ubicado en Atapaneo se encuentra operando a su límite.

La inversión para incrementar la capacidad de tratamiento de aguas residuales dependerá de la autorización del Congreso de Michoacán, el cual deberá valorar que en caso de no hacerlo se podrían generar multas al municipio por verter agua contaminada en afluentes limpios, cuerpos de agua vivos o en zonas de cultivo.

La nota completa aquí:

Quadratín México