OAXACA, Oax., 12 de julio de 2020.- El gobierno de Oaxaca informó que se restableció la conectividad en los 52 tramos carreteros afectados por derrumbes y deslaves, luego del sismo de magnitud 7.4 ocurrido el 23 de junio.

En un comunicado se detalló que Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) detalló que los trabajos se realizaron en estrecha coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), con la finalidad de que las Fuerzas Armadas, así como el gabinete legal y ampliado del Gobierno del Estado, accediera a realizar la verificación de daños y apoyar en la entrega de ayuda alimentaria a los damnificados.

Los tres tramos pertenecientes a la red troncal federal y 49 tramos de la red de carreteras alimentadoras y caminos rurales, entre los que se incluyen siete puentes, ya se encuentran liberados, indicó.

Respecto a los siete puentes que presentaron daños en su estructura, cinco presentan daños menores, el puente Santo Domingo ubicado en el camino kilómetro 180+000 del entronque carretero (Pinotepa Nacional – Salina Cruz) Santo Domingo de Morelos.

El puente vehicular Juchatengo ubicado en el kilómetro 6+200 del entronque carretero (San José Estancia Grande – Cuajinicuilapa Gro.) – Santa María Cortijos – Santiago Llano Grande, el Puente Zaachila 1o, sobre el río Atoyac de la carretera Zaachila la «Y»; puente sobre río Atoyac, camino a San Bartolo Coyotepec – Zaachila y puente vehicular sobre camino San Martín Peras – Ahuejutla.

En el caso del puente Tonameca en Santa María Tonameca y el puente vehicular Sobre Río Xaaga, en San Pablo Villa de Mitla, se encuentra restringido el acceso a los vehículos.

Ante la presencia de la Onda Tropical número 15, se prevé que continúen las fuertes lluvias en el estado, y se han presentado derrumbes en la zona de los Mixes, por lo que se está trabajando coordinadamente con las autoridades del municipio de San Lucas Camotlán, para atender las afectaciones del camino San Lucas Camotlán a Santiago Ixcuintepec.

Se cuenta con 37 equipos en las zonas más afectadas por el sismo, con el propósito de atender de manera inmediata los deslaves y derrumbes que pudieran presentarse.