OAXACA, Oax. 29 de diciembre de 2019.- San Sebastián Tutla, un municipio que está apenas 10 minutos distante de la ciudad de Oaxaca, es el ejemplo de la política rudimentaria que por ambición de unos perjudica a toda una sociedad, sin importarle las consecuencias.

La ambición de los grupos en connivencia con dependencias gubernamentales omisas y ociosas, dan como resultado el perjuicio colectivo, como el incendio que cumplirá este domingo más de cuatro días y del que se dio una respuesta tardía.

La secretaría General de Gobierno fue omisa en atender la disputa interna entre grupos que ambicionan el poder político y se pelean hasta por la basura, que genera un recurso para quienes están al frente de la autoridad en forma transitoria.

La Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semadeso) es ociosa, solo existe en forma virtual, a través de retuits de otras instancias, como Coesfo, instancia que explicó en sus redes que aunque no era un incendio forestal, atendería el incendio por el compromiso con la sociedad.

Tanto Héctor Anuar Mafud, como Samuel Gurrión, han estado ausentes de este problema de contaminación que deviene de un asunto político, que también han dejado a la deriva y que es el trasfondo de este incendio, que fue en un tiradero clandestino.

La agencia JM, del periodista Jaime Méndez, explicó el trasfondo del incendio en San Sebastián Tutla, que generó un daño a la salud de la población manifiesto en irritación de ojos, oídos, garganta, además de un intenso olor a quemado que se impregna en la ropa.

El Ayuntamiento de San Sebastián Tutla renovó el pasado 23 de diciembre, días antes del incendio, a sus autoridades municipales.

Aunque como siempre, un grupo no está conforme, una parte de la población votó por Ezequiel Navarro Velasco para la presidencia municipal, un personaje que no es afín al grupo político que dejará el poder en próximos días.

De ahí que una de las acciones para manifestar esta inconformidad sería la quema del basurero, sin importarles que el daño sea a personas que nada tienen que ver con el asunto interno.

De hecho, en publicaciones periodísticas se hizo notar que las autoridades de San Sebastián Tutla fueron las últimas en intervenir, los primeros que acudieron fueron las autoridades de Santa Cruz Amilpas, junto con personal de Coesfo y de Protección Civil de Oaxaca.

La contaminación como instrumento de presión no es nueva para los habitantes de San Sebastián Tutla.

Cuando bloquearon para que se emitiera la convocatoria de elecciones, quemaron llantas en barricadas que colocaron con camiones de transporte público, intimidando a quienes pretendían transitar en libertad.

De este ecocidio, la Semadeso también fue omisa, pues nunca hubo una sanción para este grupo político plenamente identificado.

La contingencia ambiental provocada nuevamente por San Sebastián Tutla afectó a más de cinco municipios cercanos y hasta ahora, solo hay un ofrecimiento de investigar, desde la presencia virtual de las instancias, pues en estos días ningún funcionario ha asistido personalmente al sitio del incendio.

Este domingo, personal de CEPCO, Sapao, Coesfo y otras instancias trabajan para tratar de suprimir por completo este incendio que es más atizado por la pugna política que por las condiciones naturales del ambiente.