OAXACA, Oax. 17 de enero de 2018.- Un grupo de radicales dentro de la sección 7 del sindicato tal de salud en Oaxaca suspendió arbitrariamente las consultas y el servicio a pacientes del Hospital Civil de Oaxaca.

Sin importarles la salud de cientos de oaxaqueños buscan presionar así a las autoridades para que mantengan sus privilegios sindicales.

El secretario de salud en Oaxaca, Juan Díaz Pimentel informó que más de 3 mil espacios fueron dados de baja, dos mil que concluyeron sus contratos y unos mil más que son aviadores.

Este reordenamiento ha generado inconformidades ya que muchos de esos son parientes o recomendados de los mismos sindicalizados.

Díaz Pimentel dijo que continuará con el proceso de regularización para evitar el colapso de los servicios de salud que presentan un déficit de mil 700 millones de pesos.

En el Hospital Civil recibe atención médica la población de escasos recursos y que nuevamente se quedarán sin servicio por la intransigencia de los sindicalizados.