OAXACA, Oax. 4 de julio de 2020.- La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (Nasa, por sus siglas en inglés) difundió imágenes satelitales que muestran un desplazamiento de 45 centímetros en terriorio mexicano a partir del sismo del 23 de junio.

De acuerdo con un texto difundido en su web, menciona que el 23 de junio de 2020 ocurrió un terremoto de magnitud 7.4 cerca de Oaxaca, México, que dañó edificios y provocó evacuaciones en la región.

El terremoto también provocó una alerta de tsunami, con olas de 0,68 metros (2,2 pies) observadas en Acapulco y 0,71 metros (2,3 pies) en Salina Cruz, situación que se había descartado en un inicio por autoridades locales.

Este mapa producido a partir de datos satelitales JAXA ALOS-2 muestra el desplazamiento de la superficie causado por el terremoto de magnitud 7.4 en México.

Este mapa, producido a partir de datos satelitales JAXA ALOS-2 adquiridos antes (31/03/2020) y después (23/06/2020) del evento, muestra el desplazamiento de la superficie causado por el terremoto de magnitud 7.4 en México.

En la imagen, un ciclo de color completo representa un desplazamiento relativo entre dos puntos en el suelo.

Cada ciclo define unos 0,15 metros de desplazamiento en la dirección de la línea de visión (LOS) del satélite.

Se ha observado un desplazamiento de casi 0,45 metros en el epicentro del terremoto según este análisis inicial.

El Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas de la Tierra de la NASA se activó para este evento con fines de investigación, y se está coordinando con investigadores y socios para producir datos e imágenes satelitales para comprender mejor el evento y sus impactos.

Hasta la fecha, se han generado mapas de desplazamiento de superficie (ver arriba) utilizando la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón ( JAXA)) Datos de radar de apertura sintética (SAR) del satélite ALOS-2 de la región.

El proyecto de investigación de NASA Applied Sciences A.37 ROSES “Alistando datos satelitales para modernizar la alerta temprana local de tsunami”, dirigido por el doctor Diego Melgar, ha generado modelos de deslizamiento y modelos de tsunamipara el evento utilizando datos de desplazamiento del Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS).

Aunque los impactos del tsunami del evento fueron menores, esta fue una oportunidad para probar las capacidades del sistema de pronóstico y alerta temprana de tsunami, lo que ayudará a guiar las modificaciones en el software y familiarizar a los profesionales con las fortalezas y limitaciones de los diferentes métodos utilizados.

Utilizando las lecciones aprendidas de estos y otros eventos, el proyecto trabajará para producir un sistema operativo de alerta temprana de tsunami habilitado para GNSS que proporcionará información procesable a los respondedores de emergencia y a quienes toman decisiones para ordenar evacuaciones en las regiones afectadas lo más rápido posible.