Oaxaca de Juárez, Oax., 5 de enero del 2019. – En los primeros días del mes de enero del 2019, en Oaxaca se han registrado diez asesinatos en diferentes municipios del estado, de los cuales, solo en un caso hay un detenido.

De acuerdo con un recuento de los sucesos, el primer fallecimiento violento se registró el primero de enero en Tlaxiaco, en la región Mixteca, en contra del presidente municipal Alejandro Aparicio.

El edil fue atacado momentos después de tomar posesión cuando realizaba un recorrido por la población y un hombre le disparó a él y a cuatro personas más. El responsable logró ser detenido.

Derivado de ese mismo caso murió un día después el síndico municipal, Perfecto Hernández en un hospital de la ciudad de Oaxaca a causa de los disparos que recibió al intentar detener al agresor.

El tres de enero el dirigente de partido Morena en Tututepec Villa de Melchor Ocampo, Cutberto Porcayo Sánchez fue asesinado a balazos por personas hasta ahora no identificadas, cuando transitaba por calles de la agencia de Santa Rosa de Lima.

Ese mismo día, un taxista del sitio Zipolite fue asesinado en la carretera local que comunica a ese centro vacacional con Pochutla.

Por otra parte, el viernes cuatro de enero un ataque a balazos en San Pablo Etla, en los Valles Centrales de Oaxaca, dejó un saldo de  dos personas muertas.

Por la tarde, en el paraje conocido como Los Reyes del municipio de Putla de Guerrero un taxista fue asesinado; por la noche otro conductor también fue atacado en la calle Independencia de la agencia Vista Hermosa de Huajuapan, identificado como Pablo R., del sitio Mujer Mixteca.

Este sábado un chofer de un autobús de transporte urbano fue asesinado en el municipio de Salina Cruz, en la región del Istmo de Oaxaca.

La persona recibió disparos cuando se encontraba al interior del camión que cubría la ruta colonia Hidalgo poniente.

En la balacera murió también un pasajero.