Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Una fiesta, un muerto y el silencio de la UTM

Antonio Juárez | Quadratín Oaxaca
 
| 21 de Octubre de 2017 | 14:42
 A-
 A+

HUAJUAPAN, Oax., 21 de octubre de 2017.- La familia de Luis Fernando Vásquez Galán prepara las honras fúnebres de su hijo, para este domingo en Santiaguito Etla, si no hay cambios de última hora.

Le llorarán en silencio. Su duelo debe ser discreto, tienen prohibido hablar de lo sucedido con su hijo.

El joven, alumno del noveno semestre de Ingeniería en física aplicada, perdió la vida este viernes en un hecho que las autoridades universitarias intentan cubrir.

La versión oficial es que un auto fantasma atropelló al estudiante. Y nada más.

Sin embargo, el joven había salido de una fiesta organizada por la Universidad para recibir a los jóvenes de nuevo ingreso, una costumbre no oficial en la que hay, entre otras cosas, alcohol en exceso, sin hacerse responsable de lo que suceda con los jóvenes que participan.

Por eso se prohibió mencionar sobre la muerte del joven Vásquez Galán a los alumnos.

Hablar del hecho es propiciar un escándalo para la Universidad Tecnológica de la Mixteca, cuyo rector, Modesto Seara, también ha guardado silencio.

En el accidente no sólo hubo un joven fallecido. También el alumno Marvín Gazga Gurrión, del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) resultó herido y está recibiendo atención médica en un nosocomio de la ciudad de Oaxaca.

El hecho ocurrió este viernes alrededor de las 5 de la mañana, cuando varios jóvenes volvían de una fiesta con rumbo a sus domicilios en un automóvil Tsuru, con placas de tránsito MMM-17-76, que manejaba otro de sus compañeros, identificado como Ricardo Daniel.

Vásquez Galán y Gazga Gurrión viajaban colgados de las puertas del automóvil, por lo que al pasar un tope el movimiento hizo que cayeran y se golpearan contra el pavimento, sobre la calle principal de la agencia Acatlima, del municipio de Huajuapan.

Paramédicos trasladaron a Luis Fernando al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para recibir atención médica, sin embargo murió debido a sus heridas.